El Sky facilita los datos de Froome para acallar las dudas de dopaje

  • La formación británica insiste en que no hay nada anormal en el rendimiento de su jefe de filas

Los datos fisiológicos de Chris Froome se han convertido en la piedra angular sobre la que pivota el Tour. El británico basa en ellos su superioridad, a la vez que se han convertido en el arcano que justifica las sospechas de dopaje.

Por ello, el Sky aprovechó la segunda jornada de descanso para combatir el fantasma de la duda a golpe de transparencia y sacó de la sombra a su responsable en rendimiento deportivo, Tim Kerrison, procedente de la natación y que está considerado como el responsable del milagro del ciclismo británico, primero sobre la pista y, desde hace unos años, en la ruta.

Ante las constantes informaciones que apuntan a que el rendimiento de Froome no es posible sin el aporte de sustancias dopantes, Kerrison compareció con datos destinados a desmentirlo. "No hay nada anormal en su rendimiento", reiteró el director de la formación, Dave Brailsford.

La batería de datos de Kerrison iba a desmentir a un experto deportivo, Pierre Sallet, que el domingo analizó en la televisión pública francesa la ascensión de Froome a la Pierre Saint-Martin y que concluyó que el líder desarrolló 7,03 vatios de potencia por cada uno de sus kilos de peso. Por encima de 7, dijo, siempre hay un producto dopante detrás.

Un dardo envenenado para el Sky, que hasta ayer escondía sus datos con la excusa de que no quieren dar pistas a sus rivales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios