Sólo el CSKA acumula más triunfos seguidos en casa en la Euroliga

  • El Unicaja suma 13 encuentros y más de un año sin perder en Málaga · Los moscovitas llevan 24 partidos y justo dos años sin morder el polvo en su pista

El Unicaja extiende el aura de invencibilidad que existe para los rivales que aterrizan en Málaga cuando suenan los acordes del Devotion. La secuencia de encuentros consecutivos ganados en casa en la máxima competición europea se prolonga hasta 13 y alcanza ya más de un año de vigencia. Desde el 14 de diciembre de 2006 no cae el Unicaja en un partido europeo en el Martín Carpena. La fortaleza en terreno propio fue la base fundamental en la que se sustentó el acceso a la Final Four la temporada pasada. Bastaron dos oportunas victorias en Belgrado y Treviso para hacer buena esa invencibilidad.

Temporada distinta, pero tendencia idéntica. El Unicaja cerró 2007 sin perder un duelo continental sobre las tablas del Carpena y comenzó 2008 con el autoritario triunfo ante el Armani Jeans, que dejó de propina el pase matemático al Top 16, por tercera campaña consecutiva, logro que se da ya casi por descontado vista la soltura con la que se maneja el Unicaja en estos terrenos.

Al comparar los datos cajistas con los que arroja el resto de los equipos de la Euroliga se observa que sólo siete de los 24 participantes han conseguido ganar todos sus partidos como locales esta campaña. Son Barcelona, CSKA, Olympiacos, Panathinaikos, Real Madrid, Zalgiris y el propio Unicaja. Es decir, la aristocracia de la competición, en la que el cuadro de Scariolo no desentona. Rastreando en la secuencia de temporadas anteriores se infiere que el Unicaja, con sus 13 triunfos acumulados, es el segundo equipo con una racha más larga de victorias consecutivas como local. Sólo le supera el CSKA de Moscú, que justo hoy cumple dos años de invencibilidad en el Universal Sports Hall de la capital rusa. Fue el 4 de enero de 2006 cuando el equipo del ejército rojo cayó derrotado por última vez en casa. Fue el Panathinaikos (84-89) quien puso la última pica en la Plaza Roja. Desde entonces, 24 triunfos consecutivos acumulan las huestes de Ettore Messina, la casi imparable máquina roja. De hecho, Moscú es la principal plaza europea que se le resiste al Unicaja en los últimos años de bonanza a nivel continental. Recientemente, el propio CSKA quebró una racha que mantenía el Tau de 30 triunfos consecutivos en el Buesa Arena.

Tras las 13 victorias cajistas, Panathinaikos, Real Madrid y Barcelona empatan a nueve en este particular ranking, que lleva a la práctica la teoría de la importancia de amarrar triunfos cuando se juega delante del público propio. Ganar en casa con buenos averajes particulares casi garantiza una plaza en la eliminatoria de cuartos de final. "Somos muy buenos en casa, pero hay que ganar más partidos fuera", es el diagnóstico de Sergio Scariolo a la hora de referirse al margen de crecimiento del equipo. Una base casi inmejorable es la fortaleza en el Martín Carpena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios