El Sporting no se frena

  • Los gijoneses suman su tercer triunfo ante un Dépor ramplón

El Sporting, espoleado por la marea de aficionados que le arropó en el estadio de Riazor, consiguió su tercera victoria en Liga, todas ellas de forma consecutiva, y avivó sombras del pasado en el Deportivo, que empezó bien, pero flojeó ante la adversidad.

Los blanquiazules, que perdieron en UEFA el jueves ante el CSKA de Moscú (3-0), se vinieron abajo tras el primer tanto de los asturianos, se llevaron el segundo en tres minutos y tuvieron que jugar la segunda parte con uno menos por expulsión del argentino Colotto.

Agobiado por su falta de gol, el conjunto coruñés intentó sacarse la presión de encima con el empuje de Guardado, Lafita y Pablo Álvarez y la movilidad de Riki, que recuperó la titularidad, pero los cambios introducidos por Miguel Ángel Lotina no modificaron el gafe de los blanquiazules.

Pero Barral abrió desde los once metros la cuenta goleadora del Sporting y animó a los seguidores rojiblancos que presenciaron el partido en Riazor y que empezaron a disfrutar entonces de una fiesta asturiana en territorio gallego. El Deportivo se desplomó en dos minutos, prácticamente igual que en el partido ante el CSKA, y el Sporting amplió su ventaja con una diana de Carmelo, que definió ante Aranzubia tras un error de Alberto Lopo en el despeje. El gol tumbó a los gallegos, que tampoco reaccionaron con la entrada de Valerón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios