Stefansson y Germán, a la espera

  • El club no moverá ficha con respecto a los jugadores 11 y 12 del plantel hasta que no haya solucionado la llegada del interior. Se multiplican las opciones a expensas de Mavrokefalidis.

El Unicaja sonreía tras confirmar los acuerdos con Smith, Jackson, Díez y Nedovic. Las necesidades de la plantilla se habían cubierto de manera rápida y efectiva, alcanzando la mayoría de los deseos de Joan Plaza para su tercer proyecto en Los Guindos. Pero no todo podía resultar tan sencillo. El nombre de John Bryant salió a la palestra para ponerle la guinda a un equipo que tiene muy buena pinta pese a la marcha de un pilar importante como Granger. Las posibilidades económicas no dieron para convencer al norteamericano, que seguirá en el Bayern de Munich.

Sin tiempo para lamentaciones, la dirección deportiva se lanzó a por Mavrokefalidis. El griego, de origen checo mantiene una oferta sobre la mesa que ya ha sido mejorada por parte de la entidad malagueña. Pero el pívot sigue esperando otra de Panathinaikos que cada vez parece más remota, sobre todo tras los últimos movimientos que está realizando el nuevo equipo de Sasha Djordjevic.

Mientras se decanta uno, o se apuesta definitivamente por otra opción, las cuales ya se están barajando en el club desde el plantón de Todorovic por el baloncesto ruso, el Unicaja mantiene frenadas en seco las plazas 11 y 12 de la plantilla.

Plaza estaría encantado de contar con Stefansson y Gabriel como complementos para el plantel de cara a disputar de la mejor manera posible las cuatro competiciones en las que entrará en liza el conjunto verde.

Se les pidió tiempo a ambos jugadores, que siguen aguardando una llamada del Unicaja para contemplar su futuro. De momento, el fichaje del cinco se está demorando más de lo esperado y eso puede provocar que ambos jugadores reciban alguna oferta que obligue a cambiar los planes iniciales de Plaza.

Aun así, todavía no estaba muy claro cómo se iba a completar la plantilla, si con dos fichajes a la baja o con dos canteranos que pudieran tener minutos en el Clínicas y aportar su granito de arena con el primer equipo en caso de necesidad. De momento, la clave para desbloquear las piezas 11 y 12 del puzle pasan por el sí de Mavrokefalidis, que aún duda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios