Stoner se reafirma en MotoGP y Di Meglio se corona en 125cc

  • El circuito de australiano de Phillip Island no ha dado alegrías a los españoles y ha dejado sentenciadas las dos categorías que todavía no tenían dueño claro

El piloto Casey Stoner (Ducati) ejerció de profeta en su tierra apuntalando el subcampeonato mundial en MotoGP tras lograr la victoria en el Gran Premio de Australia, donde el francés Mike Di Meglio (Derbi) conquistó su primer cetro mundial en 125cc y el italiano Marco Simoncelli (Gilera) cerró las puertas de forma casi definitiva a Álvaro Bautista (Aprilia) en 250cc.

El circuito de Phillip Island, donde ningún español consiguió brillar, dejó prácticamente sentenciadas las dos categorías que todavía no tenían dueño claro. Di Meglio refrendó la 'pole' y se llevó la carrera en 125cc asegurando matemáticamente el título, mientras que a Simoncelli, que también completó el doblete con 'pole' y victoria, le basta con sumar 14 puntos entre Malasia y Valencia para borrar definitivamente el sueño de Bautista.

Con Valentino Rossi (Yamaha) cómodamente reinstaurado en su torno mundial, el combate de MotoGP en Australia se centraba en la lucha por el subcampeonato, al que optaba Stoner junto con los españoles Dani Pedrosa (Honda) y Jorge Lorenzo (Yamaha). El australiano confirmó su 'pole' del sábado, completó una carrera perfecta y selló su quinta victoria de la temporada frente a la impotencia de Pedrosa, que lo tuvo que ver por un monitor.

Al catalán le pudo la impaciencia y se fue la hierba tras entrar pasado en la segunda curva al principio de la carrera, incidente que se transformó en caída y abandono cuando trató de reintegrarse al trazado. La carrera ilustró a la perfección el desarrollo de esta temporada, contrastando la impotencia de Pedrosa con el ritmo alegre de Valentino Rossi.

'Il Dottore', que corría con la relajación del que se sabe campeón, olvidó que tenía el título amarrado, olvidó su fuerte caída de ayer y emprendió una feroz remontada que le aupó de la duodécima posición al segundo cajón del podio, toda una demostración de galones. Una de sus víctimas fue Lorenzo, que partía segundo y acabó cuarto, mientras que Toni Elías (Ducati) finalizó en la undécima posición.

SIMONCELII REMATA A BAUTISTA

La mejor carrera en el trazado australiano se vio en el cuarto de litro, con un vibrante mano a mano entre Simoncelli y Bautista que el piloto italiano liquidó con su habitual sangre fría. El líder mundialista y su perseguidor lucharon a brazo partido durante 25 vueltas y, aunque el español disfrutó opciones hasta el último giro, finalmente se vio obligado a claudicar.

La victoria de Simoncelli, quinta de la temporada, deja el Mundial de 250cc prácticamente finiquitado, ya que al italiano le basta con subirse al podio en una de las dos carreras que restan para asegurar matemáticamente el título. Bautista todavía luchará por impedirlo, aunque tampoco puede descuidar el subcampeonato, ya que el finlandés Mika Kallio (KTM), tercero hoy, le pisa los talones en la clasificación.

Kallio le ganó la partida a su compañero Julián Simón (KTM) por apenas 29 milésimas en su particular duelo por cerrar el podio australiano, mientras que Alex Debón (Aprilia) realizó un ejercicio de superación para finalizar quinto, pese a la merma que arrastraba tras su fuerte caída de ayer. Además, Aleix Espargaró (Aprilia) fue octavo y Héctor Faubel (Aprilia) se fue al suelo y no pudo acabar.

DI MEGLIO CONQUISTA SU PRIMERA CORONA

El guión habitual en Phillip Island se repitió en la menor de las categorías, con el principal favorito refrendando la 'pole' sin miramientos, en este caso con un premio mayor, ya que Mike Di Meglio aprovechó para certificar su primera corona mundial. Los 50 puntos que le separan de Stefan Bradl (Aprilia), segundo hoy, suponen una distancia insalvable para el piloto alemán.

El gran derrotado de la jornada fue el italiano Simone Corsi (Aprilia), que con su novena posición se despide el título e incluso pierde gas en la lucha por el subcampeonato, donde ya le ha superado Bradl. Entre los españoles, Pol Espargaró (Derbi) fue el mejor con una quinta plaza que compensó la decepción de Nico Terol (Aprilia), retirado tras besar el asfalto australiano.

Entre la delegación española destacó además la séptima plaza de Esteve Rabat (KTM) y la octava del jovencísimo Marc Márquez (KTM), mientras que Joan Olivé (Derbi) mostró la tónica habitual de un fin de semana para olvidar y finalizó decimocuarto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios