Suave sesión sin pistas en el probable once

  • Puyol no jugará y Juanito se retiró de la sesión por precaución

La primera sesión de entrenamientos de la selección española no dejó ninguna conclusión clara. Vicente del Bosque planificó un trabajo de 50 minutos en los que compaginó tarea física con toque de balón. Presentes en la Ciudad Deportiva José Ramón Cisneros, unos 3.000 enfervorizados sedientos de ver a los actuales campeones de Europa.

Tras una suave sesión de carrera continua, el técnico salmantino dividió a sus jugadores en dos grupos. Por un lado, el compuesto por Sergio Ramos, Piqué, Marchena, Xabi Alonso, Riera, Cazorla y Torres. Con ellos, y ante la atenta mirada del seleccionador, se potenció el pase en largo, por lo que se atisba que Del Bosque pretende que, en el encuentro ante Inglaterra, los cambios de orientación para abrir las bandas sean constantes para desequilibrar a la zaga inglesa. Además, puso énfasis en practicar la defensa en las rápidas salidas a la contra que puede buscar el equipo de Fabio Capello. Para terminar el entrenamiento de este grupo, el seleccionador propuso un partido cinco contra cuatro en el que Sergio Ramos se mostró muy voluntarioso y con ganas de agradar a sus paisanos.

En el otro grupo se encontraba el resto de futbolistas, incluido el central bético Juanito, que tuvo que retirarse a los 20 minutos con unos pequeños problemas musculares. Con ellos trabajó Toni Grande. Xavi, Iniesta, Villa... jugaron al corro con un buen ambiente durante 20 minutos para finalizar la sesión minutos antes que el primer grupo.

Tras la lesión de Puyol, la principal duda de Del Bosque se planteaba en la zona defensiva. Con la lesión de Juanito, parece claro que serán los centrales del Valencia Albiol y Marchena la pareja encargada de detener las embestidas de Beckham y los suyos. Además, Xabi Alonso gana opciones de ocupar un puesto en el once vistas sus charlas con Del Bosque.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios