De la 'Taça' a la Copa

  • El Málaga entra hoy en el bombo de la competición del k.o. · Jesualdo ganó dicho torneo en Portugal hace dos años · De alguno de los cinco de Segunda o de los 12 de Primera no europeos saldrá el rival

Hasta el 27 de octubre Jesualdo Ferreira no se estrenará en la Copa del Rey. Es el equivalente de la taça lusa, la cual empuñó con sus manos en la temporada 08/09 al frente del Oporto (la campaña pasada el cuadro blanquiazul también la ganó, aunque por entonces el de Mirandela ya estaba destituido). Una competición con gran tradición en Portugal, aunque habitualmente reservada para los grandes del país vecino. El margen de sorpresa le distingue en la versión española. Por eso, cada vez que arrancan las eliminatorias a doble partido el Málaga se adscribe al grupo de soñadores. Normalmente suele acabar en pesadilla.

Este mediodía, a partir de las 13:00, se sortea la ronda de dieciseisavos, tres eliminatorias después de que los modestos del fútbol se hayan matado entre ellos. Entra en liza el conjunto de Martiricos y también los equipos europeos. La suerte, una vez más, viene condicionada en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas: Barcelona, Real Madrid, Valencia, Sevilla, Atlético, Getafe y Villarreal, en su condición de pertenecientes a los torneos por el Viejo Continente, tendrán la suerte de ser emparejados con los supervivientes de Segunda División B y Tercera: Ceuta, Logroñés, Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Murcia, Polideportivo Ejido, Real Unión, y Portugalete (éste había resultado exento en la anterior ronda).

Quiere decir que el cuadro de Jesualdo Ferreira podrá enfrentarse a alguno de los cinco equipos que quedan vivos de la categoría de plata, Betis, Valladolid, Córdoba, Xerez y Alcorcón, o quedará encuadrado en alguno de los cuatro enfrentamientos que habrá entre los equipos restantes de la Liga BBVA.

Así sucedió el año pasado, cuando el Málaga tuvo que medirse al Zaragoza en dieciseisavos de final (pasó tras empatar 1-1 en La Romareda y luego firmar una igualada sin goles en casa). Después llegó el palo con el Getafe, precisamente el próximo rival, a quien se le derrotó en el choque de ida (2-1) pero que a la postre asestó un duro palo en el Coliseum : 5-1.

Habitualmente, para los equipos la Copa del Rey se convierte en un escenario para las rotaciones y descanso para los jugadores más saturados. Habrá que ver con qué objetivo la afronta el entrenador portugués, que dispone de una plantilla de 25 futbolistas para afrontarla, aunque a día de hoy sus planes siguen muy condicionados por las lesiones.

Por otra parte, la buena noticia de la competición es que todavía queda más de un mes por delante para el partido de ida, un tiempo que es oro para Jesualdo Ferreira, ya que a los suyos les dará tiempo para estar más conjuntados y, quién sabe si soñar con hacer algo grande en dicho torneo, como siempre han defendido públicamente jugadores como Albert Luque, Fernando o Juanito.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios