Tapia: "Mi conserje está feliz, ya hasta me felicita"

  • El técnico rescata el ejemplo que usó tras la primera jornada para relatar la actual bonanza

"No me gusta que me metan cuatro. No me veas la que me dio el conserje de mi bloque". Con este ejemplo tan particular explicaba días atrás Antonio Tapia el dolor por haber arrancado la Liga perdiendo por goleada en el Vicente Calderón. Las aguas han cambiado y, con ello, también la actitud del amigo del técnico blanquiazul. "Mi conserje está más contento. Ya hasta me felicita", comentó ayer jocoso el de Baena.

La particularidad sirve perfectamente para ejemplificar la tranquilidad con la que se trabaja estos días por Martiricos. "La motivación que nos da esta victoria nos permite entrenar y afrontar los próximos partidos con mucho más optimismo y tranquilidad", explicó Tapia acerca del triunfo ante el Valladolid.

Y es que él es uno de los grandes beneficiados después del calmante que supuso el resultado del último domingo. El preparador malaguista había sido cuestionado ya en la jornada 4, cuando en los prolegómenos del encuentro ante el Valencia apareció una pancarta en el estadio en la que perfectamente se podía leer el mensaje "Tapia dimisión". Nada que le asuste a estas alturas, pero que no es grato para ningún entrenador.

"No me sorprende porque el fútbol ha evolucionado poco. Admito la crítica siempre que no haya descalificación personal. Que digan que no les gustas como entrenador es respetable, pero acabamos de empezar. Vamos a esperar a siete u ocho partidos a que no gane, ¿no? Según la prensa, a Luis le han dado un ultimátum y es campeón de Europa. Si me ocurre, lo entiendo, pero yo trabajaré para salir adelante", manifestó.

A Tapia le sobran los motivos para ser optimista y abstraerse de todos esos comentarios: "Yo estoy contento porque el jugador se ha dejado la piel aun cuando nos han metido cuatro. Yo veo entrenar al equipo y la actitud del jugador y soy optimista. El equipo está armado y en ataque todavía tenemos un margen de mejora notable". Y como el movimiento se demuestra andando, ahí están los pasos del entrenador blanquiazul: "Lo importante es hacer un equipo sólido y en ello estamos. Que el Valencia nos creara sólo dos o tres opciones no es fácil; el Athletic no nos llegó... Ya tenemos algo, somos sólidos y estamos soltándonos en ataque".

El baenense no quiere que su equipo baje el pistón en el Colombino después de que sus jugadores se despojaran de la ansiedad por el primer gol y la primera victoria: "Cuando se gana, el clima es de optimismo. Vernos ahora mismo fuera del descenso cuando hace tres días estábamos descendidos e íbamos a naufragar a todos nos sube la autoestima, pero no hemos hecho nada. Si perdemos contra el Recre, otra vez estaremos ahí".

En cuanto al rival, Tapia destacó que los paralelismos entre ambos y la evolución malaguista tras su enfrentamiento en el Colombino: "No han cambiado mucho. Tienen dificultades ante la meta contraria, como la mayoría de equipos que estaremos ahí. No poseen la pegada de los equipos grandes. Nosotros hemos mejorado muchísimo. Allí prácticamente no éramos equipo. El Athletic nos metió 3 con diez en sólo un tiempo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios