"Tebas gana 1-0, pero el partido no acabó aún"

  • El presidente del Elche descarta un nuevo descenso administrativo por la deuda del club con los jugadores

Juan Anguix, presidente del Elche, señaló que Javier Tebas, presidente de la Liga de Fútbol Profesional, "va ganando 1-0, pero el partido continúa" en alusión a que éste, en su opinión, ha logrado descender al club ilicitano a Segunda División, aunque advirtió que la batalla legal aún no ha acabado.

Anguix compareció ante los medios de comunicación para valorar la decisión de la Audiencia Nacional de no aplicar la suspensión cautelar al descenso administrativo. El presidente anunció que el club "seguirá peleando judicialmente", a través de la apelación o de la vía mercantil, por su plaza en Primera División y garantizó que la entidad no sufrirá un nuevo descenso administrativo como consecuencia de la deuda con los jugadores.

El dirigente admitió que le queda una sensación de "fracaso" tras el descenso, si bien insistió que el proceso sancionador ha estado repleto de irregularidades. "Es una situación heredada, pero lo que más nos duele es que ha habido siete clubes que han jugado esta Liga sin este certificado positivo", indicó Anguix, quien reiteró que aunque hubieran pagado en el plazo les habrían descendido.

"El problema es que el Elche estaba sentenciado desde hace meses", insistió el presidente, que anunció una reunión el próximo viernes con representantes de la AFE para llegar a un acuerdo en el pago de la deuda, que cifró en 7,2 millones de euros: "Queremos que sean ellos los que medien porque nosotros ya no tenemos credibilidad".

Anguix informó de que sólo podrán contar con dieciocho jugadores la próxima temporada y todos ellos con el salario mínimo como consecuencia de las limitaciones y sanciones impuestas por la LFP.

"Hemos pasado del despilfarro a la austeridad, pero esto no se va a morir ni mucho menos. Garantizo al cien por cien que no bajaremos a Segunda B", dijo. Además, abrió la puerta del consejo a todos los empresarios ilicitanos que deseen ayudar al club y cifró en 1,5 millones de euros la cantidad de dinero que personalmente ha destinado al club desde su llegada.

"Seguiremos con esta cruzada porque queremos fair play financiero, pero para todos", afirmó.

Anguix lamentó el poco respaldo político que ha tenido el club durante su lucha con la LFP y asumió que será difícil pelear por el ascenso con un equipo en el que sus jugadores más destacados quedan libres tras el descenso: "No entiendo cómo se permitió a estos futbolistas salir en el caso de que se bajara".

"Creo que conseguiremos un equipo decente. Conocemos este mundo y con poco dinero se pueden alcanzar metas", destacó el dirigente. "No puedo prometer que se vaya a subir, pero sí que haremos un equipo austero y con talento que nos dé alegrías de cara al futuro. Lo primero es que el Elche sobreviva", sentenció.

Anguix estuvo acompañado en la rueda de prensa por Julio Martínez, director de Gestión y Planificación del club, quien repasó todo el proceso que ha vivido la entidad desde el expediente sancionador del pasado 5 de junio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios