Toché da consistencia al liderato del Numancia

  • El mediapunta catalán marcó un gran gol de falta directa y echó por tierra la buena actuación del filial sevillista

El Numancia dio ayer una nueva alegría a su afición al vencer, con un solitario gol de Toché, al Albacete de Quique Hernández, quien subió a los sorianos a Primera División hace tres temporadas, pero que ayer por la tarde no supo cómo evitar las embestidas del equipo numantino.

La primera ocasión de los sorianos fue a las ocho minutos de juego, cuando un pase bombeado de Juanra a Toché lo recibió el murciano solo dentro del área, pero su disparo lo paró a bocajarro Valbuena.

Mientras los sorianos comenzaban a demostrar un juego de toque y buscando los huecos necesarios para generar ocasiones de gol, el Albacete esperaba en su campo para salir al contragolpe y ocasionar daño a la portería de Núñez.

Toché fue de nuevo protagonista al cabecear un buen pase desde la banda derecha, si bien de nuevo Valbuena realizó una gran intervención, como la que tuvo que hacer Núñez a un disparo de Alustiza cuando se marchó en velocidad. Su disparo raso y cruzado lo despejó el portero hispano uruguayo.

El Albacete tan sólo llegó en tres ocasiones con cierto peligro al área del Numancia, pero o la defensa o Núñez desbarataban las ocasiones manchegas. Por su parte, el Numancia poco a poco se fue diluyendo en el juego de toque que había encandilado a la parroquia local al comenzar el encuentro.

El delantero murciano Toché no tuvo su tarde, bien por falta de puntería, bien por el acierto de Valbuena, que hasta en tres ocasiones desbarató las intentonas de Toché, realizando espléndidas paradas.

No obstante, la segunda parte no pudo comenzar mejor para los intereses sorianos, ya que un balón centrado desde la banda izquierda de Beranger lo cabeceó a la red Toché ante una mala salida del meta albaceteño.

A partir de ahí, el partido entró en una dinámica de ida y vuelta en la cual nadie fue el dueño del balón. El equipo manchego consiguió hasta tres saques de esquina consecutivos en la segunda mitad para inquietar al cuadro local, aunque sin crear una clara sensación de peligro.

A falta de diez minutos para finalizar el partido, Gonzalo Arconada dejó al Numancia sin delanteros al dar entrada a Pavón, un jugador defensivo, y a Felipe para correr por el carril derecho de tal forma que el conjunto soriano jugó con tres centrales y dos carrileros. De ahí hasta el final del partido, el Albacete quiso achuchar la portería defendida por Núñez con jugadas de Alustiza y Barquero atacando por la banda derecha, pero el marcador ya no se movió más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios