Toolson quiso pero no pudo

  • El escolta norteamericano acusó la falta de partidos en la selección de tiro Acabó jugando toda la segunda parte para tener ritmo de juego

Ryan Toolson no pudo tener un estreno con el Unicaja certero. El cajista, falto de encuentros oficiales más allá de los entrenamientos, acusó el tiempo de baja. Acabó siendo el hombre que más tiros intentó, 14, y sólo anotó 4 de ellos, con un total de 11 puntos, tercer máximo anotador de los ayer blancos. Añadió a sus números 4 rebotes y 3 pérdidas para acabar con 1 de valoración. Sin embargo, dio la sensación de querer más de poder hacer cosas en el juego.

Salió el escolta norteamericano justo cuando se cumplía el ecuador del primer cuarto. En su primera jugada, el tirador del Unicaja perdió el balón. Entró a la pista con ganas de cumplir desde el primer momento y eso le propició estar nervioso. No cuajó en sus primeros tiros y apenas tocó balón en los primeros ataques.

Llegó a un momento en el que empezó a forzar los tiros, incluyendo otro más que no tocó aro. Lo intentaba desde todas las posiciones para buscar la primera canasta como verde. Sin embargo, tras un rebote ofensivo del Unicaja, recibió el balón con los pies bien colocados desde la línea de 6.75 y metió su primer triple, su primera canasta con la camiseta cajista.

No era el día de Toolson. Quizá por debutar con el Unicaja, quizá por la dinámica de todo el partido, quizá por el rival o por la competición, pero Toolson no estuvo acertado en gran parte del encuentro.

El descanso calmó al de Arizona, aunque volvía a ver el aro muy pequeño. Dio relevo a los bases en la subida de balón para intentar coger confianza. Sin embargo, se notó su falta de acoplamiento en los partidos y en las jugadas elaboradas por Plaza estuvo más ausente que sus compañeros en pista.

En defensa sufrió más de la cuenta. La desventaja física que tenía con Djedovic le hizo tener que aplicarse en el poste bajo en más de una ocasión. Se notó, de nuevo, que apenas lleva una semana entrenando con el grupo.

Lo intentó cuando mejor estaba atacando el cuadro malagueño, pero sólo soltó algunos destellos de su calidad en el tiro. Precipitado durante muchos minutos, le falta encontrarse para ser productivo para Plaza.

El entrenador catalán lo dejó en la cancha durante toda la segunda parte. Una prueba para ponerse a tono de cara a los próximos encuentros, el primero mañana ante el Murcia.

En los últimos minutos convirtió un triple que puso emoción al partido, cuando en un contraataque recibió el balón sólo y colocó al Unicaja a siete puntos. Un espejismo, pues a los pocos segundos erró de nuevo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios