'Top ten' de moral para Jiménez

  • Gran 'rush' final de Fowler para llevarse el título El malagueño arrancó mal y eso le privó de luchar por algo más, pero le vale para tomar moral de cara al British Open

Se esperaba a Jiménez luchando por la victoria en la jornada final del Open de Escocia después de que en la jornada del sábado llegara incluso a liderar el torneo mostrando muy buenas sensaciones. No pudo ser. La magia se evaporó muy pronto, pese a los chispazos estelares made in Pisha de los hoyos 15 y 16, donde consiguió un eagle y un birdie que le metieron en una pelea que ya estaba perdida de antemano. No hubo milagro y cerró el torneo con -8, a cuatro golpes del ganador final. Los 70 impactos de ayer fueron su peor tarjeta en los cuatros días que ha estado peleando sobre el campo de Aberdeen, pero aun asé le valen para llegar repleto de moral para el inminente British Open.

Al contrario que el de Churriana, Ricky Fowler supo manejar perfectamente los tiempos para proclamarse vencedor del torneo con un magistral birdie en el último hoyo. El 18 era un manojo de nervios cuando el norteamericano llegó lanzado, tras empatar en cabeza con otro gran golpe en el 17. Su compatriota Matt Kuchar observaba desde la casa de campo como Fowler le dejaba la miel en los labios. También pudo dar algún susto el francés Raphael Jackelin, pero desperdició una buena oportunidad de birdie en el 17 que le obligaba a hacer un eagle en el 18 si quería forzar el desempate. No hubo opción siquiera para alargar el Open escocés unas horas más. Desde Mickelson, hace ya algunos años, ningún norteamericano había vuelto a triunfar en Escocia. Con el complemento de que el último que lo hizo, logró llevarse una semana después el Brittish Open, el gran caramelo de este mes de julio.

Al major por excelencia, Miguel Ángel Jiménez llega con muy buenas sensaciones. Ha recuperado el nivel de torneos anteriores y ha estado peleando por el triunfo hasta el final. Los errores en el 1 y el 3 lastraron mucho su jornada de ayer, y los bogeys en el 11 y el 14 terminaron de arruinar una bonita oportunidad para haber vuelto a encender el puro con un trofeo más en sus vitrinas.

En cuanto al resto de españoles, Rafa Cabrero-Bello, que llegó a rondar las primeras posiciones antes del fin de semana, se terminó de hundir en la jornada de ayer y acabó cerrando el torneo con -4, muy lejos del top ten que firmó Jiménez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios