Turkoglu hizo historia al anotar el último triple a 6.25

  • Todos los encuentros se disputan ya con el arco de tres puntos a 6.75 metros, un paso hacia atrás

Adiós, compañero, adiós, que le vaya bien bonito. Su adiós será uno de los motivos por los que el 12 de septiembre pasará a la historia del baloncesto. El 6,25 no volverá nunca más al baloncesto FIBA masculino senior. Medio metro más allá tal vez no acabe de cambiar la historia, pero 2010 será siempre recordado como el año de traspaso de poderes, aquel del adiós y del hola al nuevo inquilino. 6.75.

El Turquía-Estados Unidos tenía el honor de decirle adiós, y lo hizo con un total de 18 triples, de entre 51 intentos (35,3% de acierto). No le debe saber amarga la despedida a Kevin Durant, que anotó la friolera de siete triples (tantos como Turquía) para ofrecerle una despedida de nivel a una línea que no es la suya.

El encargado de brindarle el último adiós ha sido un hombre que tampoco frecuenta la distancia durante la temporada, un hombre que sólo conocía la distancia FIBA durante los veranos: Hedo Turkoglu. Pese a la derrota, tampoco se la dio mal al turco, con un 100% en su 4/4. El cuarto será (o no) recordado como el último desde esta distancia que ahora es corta, cosas del paso de los años. A falta de 3:02, con el partido ya decidido a favor de Estados Unidos. Rebote ofensivo, Tunceri se hacía con el balón tras rebote de Gönlüm y Hidayet Turkoglu, que venía desde detrás, metía un triple sencillo para el 62-79. Llegó desde la parte derecha del campo, más cerca de la línea de banda que del centro.

Fue el del adiós, aunque probablemente él no fuera consciente. Poca poesía le había de acompañar: completamente solo, tiro sencillo, intrascendente... Habría sido olvidado de todas las mentes. Pero las reglas no lo han querido así y Turkoglu saldrá en los libros de curiosidades por siempre jamás.

La ACB ya había despedido al triple con la fisonomía con la que lo conocíamos hasta el momento. El encargado fue un decisivo Mirza Teletovic, con un lanzamiento que precedió al sanemeteriazo que decidió la Liga ACB a favor del Caja Laboral. Algo más de épica que la del triste final que ha vivido en Turquía.

Los equipos se van poco a poco adaptando a la distancia. Todos los partidos de pretemporada de la ACB están jugándose ya con la nueva distancia, los 6.75 metros. Los especialistas aseguran que no los profesionales no tardarán en adaptarse a la nueva distancia. Una curiosidad más de l a campaña que viene.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios