El Unicaja se juega en Belgrado el pasaporte a los cuartos de final

  • Tras la derrota en casa ante el Panathinaikos, el equipo cajista tiene frente al Partizan una gran oportunidad de encarrilar su situación y mantener sus opciones de clasificación para la próxima fase de la Euroliga

El Unicaja tiene mañana ante el Partizan una gran oportunidad de encarrilar su situación y mantener gran parte de sus opciones de clasificación para los cuartos de final de la Euroliga, ya que una derrota, y tras caer hace una semana con el Panathinaikos, le pondría la situación bastante complicada. La expedición cajista se encuentra en estos momentos rumbo a Belgrado, tras partir desde el aeropuerto malagueño, donde han sido acompañados por un pequeño grupo de aficionados.

El equipo malagueño tendrá una baja muy importante, como la del base Carlos Cabezas, lesionado, por lo que el escolta francés Joseph Gomis, con escaso protagonismo en los últimos encuentros, será rescatado por el técnico, Aíto García Reneses, para ayudar al estadounidense Omar Cook, mientras que en sustitución de Cabezas, figura el alero del Clínicas Rincón Jon Cortaberría.

El Partizan juega en la Sala Pionir, una de las canchas con más ambiente de Europa, y donde el conjunto serbio ha perdido sólo dos partidos de los dieciséis que disputó en este año, el CSKA de Moscú y su eterno rival el Estrella Roja, aunque el Unicaja ya ganó hace dos temporadas tras una prórroga.

Ambos equipos tienen una victoria y en el Partizan, dirigido por Dusko Vujosevic, destacan jóvenes talentos como Uros Tripkovic, Milenko Tepic o Novica Velickovic, siendo éste último MVP de la segunda jornada gracias a los diecinueve puntos y diez rebotes con los que contribuyó al triunfo frente al Lottomatica Roma.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios