El Unicaja empieza la puesta a punto decisiva

  • El objetivo de la plantilla es alcanzar el pico de forma exhibido en los 'play off' de la pasada Liga Endesa, cuando se peleó el pase a la final Sin Euroliga, entra en juego el factor descanso

Al Unicaja se le abre una nueva etapa de la temporada. Con el adiós definitivo a la Euroliga, los de Joan Plaza centrarán todos sus esfuerzos en la Liga Endesa. Esto tiene su impacto en el plano físico. Se reducen cargas competitivas y se amplía el abanico para la recuperación de los tocados y trabajar aspectos aparcados por lo frenético del calendario. Hay un objetivo claro: alcanzar la velocidad de crucero con la que el Unicaja alcanzó los play offs la pasada ACB. Arranca la puesta a punto decisiva.

El pasado curso el Unicaja llegó a la fase decisiva de la Liga Endesa en un óptimo estado de forma. Superó convenciendo al Herbalife Gran Canaria, pero el punto más exuberante lo alcanzó ante el Real Madrid en semifinales. La versión más completa del Unicaja de Joan Plaza fue frenada por negligentes decisiones arbitrales en Madrid y una mala gestión de los últimos minutos del cuarto encuentro de la eliminatoria. En cualquier caso, el Unicaja despidió el curso con un muy agradable sabor de boca.

"El equipo está donde queríamos", dice Enri Salinas, el responsable de la preparación física del Unicaja. "El objetivo es estar como en los play offs del año pasado. Si recuperamos los tocados y podemos subir un peldaño, estaremos en ese nivel. Debemos estar ahí", destaca Salinas, quien cumple su undécima campaña como preparador físico del equipo malagueño. Mario Bárbara y María López, fisioterapeutas, velan a diario junto con Salinas por la forma de los pupilos de Plaza.

La plantilla regresó ayer a los entrenamientos y hasta el sábado de la semana que viene no tiene partido. Entre el último encuentro ante el Estudiantes y el próximo ante el Baloncesto Sevilla hay un lapso de 12 días. Se acabaron los partidos intersemanales por el final del Top 16 de Euroliga. Esto ha permitido dos jornadas completas de descanso (lunes y martes). "Hace meses que esto no ocurre", reconoce Salinas, que explica los planes a corto plazo: "Quedan seis semanas justo para terminar la Liga regular. Queremos recuperar los jugadores con molestias. En función de eso, iremos adaptado las nuevas cargas de trabajo. No tener dos competiciones nos ayuda porque podemos dar entre semana algún día de descanso. Dentro de la planificación ahora entra un pequeño descanso. ¿Cambia algo los contenidos de trabajo? Sí, se le puede dar un matiz más específico, de refuerzo de zonas que han estado vulnerables por las dos competiciones. Eso nos ayudará a afrontar la competición con garantías".

Con todo, el preparador físico afirma que la plantilla "no está bien". Al menos, no como desearían los cuerpos técnico y médico. "Tenemos muchas molestias. Tenemos a los jugadores sobreestimulados. No estamos en un buen periodo físico, pero como grupo trabajamos muy bien y el grupo va arropando al que está con más limitaciones", señala.

A día de hoy, el Unicaja cuenta con tres bajas: Carlos Suárez tiene un fuerte golpe en la rodilla derecha que le ha producido un doloroso edema óseo, Kostas Vasileiadis apura la recuperación de su rotura en el sóleo de la pierna derecha y Germán Gabriel acaba de sufrir una rotura fibrilar en el gemelo derecho. El escolta griego recibirá el alta esta misma semana. Le seguirá el alero madrileño, aunque padece dolores considerables. El ala-pívot estará disponible para el comienzo de los play offs.

Salinas saca el lado positivo del fin de la Euroliga para el Unicaja, aunque apunta que jugar compaginar dos competiciones tan exigentes "da un ritmo brutal que no se logra con entrenamiento". No obstante, no cree que ese ritmo decrezca. "Ahora hacer un entrenamiento más específico te da un plus muy bueno. Lo malo es tener una plantilla muy sobrecargada de minutos", apostilla.

El nivel atlético del Unicaja ha sido elogiado por varios entrenadores. Alejandro Martínez, de Iberostar Tenerife, decía hace un mes que se trata de un equipo "muy físico" que presiona "muy arriba y mantiene siempre el mismo nivel de intensidad". El propio Kostas Vasileiadis, quien aún anda acoplándose a la filosofía Plaza, decía el martes que durante su periodo de baja ha visto "entrenamientos impresionantes y si seguimos así ganaremos muchos partidos". El preparador físico elogia la capacidad física de jugadores como Fran Vázquez o Jayson Granger. "Soy de la opinión de que si tienes jugadores jóvenes y la media de edad no es alta, la capacidad física se eleva, más que cuando tienes demasiados veteranos. Esta plantilla es joven y te permite entrenar duro, muy duro. Veo una plantilla más o menos igual que la del año pasado. Nuestro estado de forma es como el de la pasada temporada, cuando llegamos muy bien al final", insiste.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios