Uros Tripkovic: tres años de verde

  • El club malagueño asumirá los 200.000 euros que el DKV aún debía al Partizan por su traspaso

Uros Tripkovic (Cacak, –Serbia– 11/09/1986) es finalmente el dos elegido por el Unicaja, el tirador que reclamaba Aíto García Reneses. El escolta, procedente del DKV Joventut, ha firmado por tres temporadas y hoy espera una llamada del club que le explique cuándo habrá de incorporarse a la disciplina cajista, según confirmó a Málaga Hoy su agente, Rade Filipovic.

Ayer, el Unicaja hizo oficial el fichaje mediante un comunicado de prensa y fuentes de la entidad confirmaron a este diario que el club asumirá los 200.000 euros que la Penya debe al Partizan por el traspaso del verano pasado. Tripkovic, que se perderá el Mundial de Turquía por lesión, aterriza en Los Guindos después de que fracasaran las negociaciones con Kelati, Rafa Martínez y Gecevicius.

El binomio Unicaja-Tripkovic ilusiona, especialmente al escolta, quien, según su representante, espera triunfar en Málaga: “Está muy contento, se va tres años a un gran equipo que, además, tiene un gran entrenador. Es un salto de calidad con respecto al Joventut”, aseguró Filipovic.

Heredero de los preceptos balcánicos (calidad y competitividad), Tripkovic pertenece a la generación que ha rescatado al baloncesto serbio –cercenado por la secesión de Yugoslavia– cuyo primer gran éxito fue la medalla de plata en el Eurobasket disputado en 2009 en Polonia, donde España se colgó el oro. Formado en las categorías inferiores del Partizan de Belgrado, equipo con el que debutó en la liga yugoslava en la temporada 2002/03, Uros Tripkovic abandonó el equipo de toda su vida hace un año para recalar en el DKV. En Badalona, a pesar de los problemas físicos, fue el segundo mejor triplista de la Liga ACB, con un promedio superior al 49 por ciento.

A sus 23 años, su condición física (197 centímetros de altura y 88 kilos de peso), su muñeca y su capacidad para radiografiar el juego dibujan un perfil cargado de talento y con muchos minutos de gloria reservados en el Carpena, siempre y cuando sepa acotar sus lagunas. La irregularidad de este último ejercicio es, quizás, el mayor debe del tirador balcánico.

Es un ganador nato que, además, está acostumbrado a los títulos. En su palmarés, siempre en la disciplina del Partizan, aparecen una liga de Yugoslavia, tres campeonatos de Serbia y Montenegro, tres ligas y dos copas de Serbia (cosechadas entre 2007 y 2009) y otros tres triunfos en la Liga Adriática. A nivel de selección, el ya escolta cajista hizo su debut con el combinado absoluto, donde ahora es un fijo, en 2005.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios