El Valencia no se desinfla

  • Los de Mestalla, discretos, ganan a una Real que no mereció la derrota

Un Valencia discreto, sobre todo en el segundo tiempo, se impuso a la Real Sociedad que, en muchas fases del encuentro fue superior a su rival y que no tuvo la suerte de cara en las jugadas clave del choque.

El encuentro dio comienzo con una fase de control de juego por parte de la Real Sociedad, que se adueñó del balón, aunque sin profundidad. Al Valencia le costó arrebatárselo, pero paulatinamente empezó a manejar la pelota en el centro del campo y a aproximarse con cierta profundidad a la meta de Toño. Así, a medida que pasaban los minutos, el equipo de Mestalla, conducido por Parejo, con el apoyo de Coquelin y Carlos Soler, crecía, aunque le costaba transformar su mejoría en claras ocasiones. De hecho, la primera de que dispuso fue la el 1-0, tras un balón robado en el centro del campo que Montoya envió a Santi Mina para que, de cabeza, batiera a Toño. Apretó más el Valencia hasta el descanso, sin que la Real le inquietara y el encuentro llegó a su ecuador con mínima ventaja local.

El equipo de Eusebio volvió a dominar en la reanudación, aunque con mucha más presencia en el área rival que en el primer periodo y tras una buena recuperación a la salida del balón, Oyarzabal empató un encuentro que acabó decantándose para los locales gracias a un nuevo tanto de Santi Mina, que aprovechó un error del meta Toño para hacer el 2-1 en el minuto 67. De ahí al final, los locales supieron manejar bien su renta y el marcador nos e movió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios