Fútbol l Primera División

Van Nistelrooy fortalece el liderato

  • Un buen gol del holandés poco después de la reanudación amplía la buena racha blanca en San Mamés

Comentarios 0

Un gol de Van Nistelrooy a poco de iniciarse la segunda mitad fortaleció el liderato del Real Madrid, que volvió a salir, por cuarta vez consecutiva -tres en Liga y una en Copa-, no sólo vivo, sino también victorioso de uno de sus campos históricamente más complicados.

El ariete holandés se aprovechó, primero, de un fallo de Aitor Ocio en la conducción de la pelota y, después, de Dani Aranzubia bajo palos para dar tres puntos a su equipo en un clásico que estuvo a la altura de otros muchos en intensidad y emoción, aunque no así en juego.

Si el Madrid continúa con velocidad de crucero al frente de la tabla, el Athletic no logra despegar de la zona de abajo. Hoy desaprovechó una buena ocasión para ello y dejó en nada la buena imagen que dio en la jornada anterior en Mestalla.

Sorprendió de inicio el técnico Joaquín Caparrós retocando el equipo que tan buen resultado le había dado en Valencia. No le salieron bien las cosas al sevillano, que para el minuto 23 ya se vio obligado a un reajuste de posiciones ante los problemas de Ustaritz para parar a Robinho e incluso ya realizó el cambio que pedía el encuentro en el minuto 40.

El técnico Bernd Schuster también ofreció una sorpresa de inicio, la de apostar por Torres en lugar de Marcelo para el lateral izquierdo. Además, como se esperaba, Baptista ocupó el lugar de Guti en el doble pivote. Tampoco sacó mucho el alemán de ello, ya que al juego del equipo le faltó fluidez en la circulación en la primera parte.

Ello derivó en una primera parte anodina, con ambos equipos enzarzados en reajustes continuos. En la segunda parte, pronto llegó la jugada decisiva del gol. Intentó rehacerse el Athletic, que incluso colocó a Aduriz junto a Llorente, Etxeberria y Yeste, pero ya el partido se escoró del lado blanco. No en el juego, alocado y parejo, pero si en las ocasiones. De dos muy claras gozó el Madrid para el 0-2.

De ahí el final, la pujanza del Athletic se topó con Casillas, especialmente en una jugada de Llorente tras tiro cruzado, pero el líder supo mantener su portería a cero y se marchó con un magnífico botín a la capital de España.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios