Varane queda exento, pero Marcelo no

El Comité de Apelación de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) mantuvo la sanción de un partido de suspensión impuesta por el de Competición al lateral izquierdo del Real Madrid Marcelo por acumulación de amonestaciones tras la amarilla que vio el miércoles ante el Sevilla. Así, Marcelo no podrá jugar el derbi ante el Atlético. Sí lo hará el francés Raphael Varane, al retirarle Competición la amarilla que vio por unas manos señaladas cuando las imágenes han demostrado que el balón le golpeó en la rodilla.

Iglesias Villanueva amonestó a Marcelo por una falta sobre el sevillista Vitolo, aunque el club blanco, que presentó alegaciones, entiende que no existió dicha infracción. Competición señaló que no se desprenden "de las imágenes aportadas una prueba susceptible de acreditar de forma inequívoca la inexistencia del hecho descrito en el acta o la patente arbitrariedad o desproporción en la apreciación de tal hecho, constitutivo de una infracción del artículo 111.1.a) del Código Disciplinario de la RFEF y, por ende, merecedor de las consecuencias disciplinarias derivadas de la amonestación impugnada".

El Real Madrid presentó un recurso ante Apelación, pero este comité lo desestimó. El Real Madrid sostiene que "no hubo contacto físico entre el jugador sancionado y su oponente y, si fuera así, claramente procedería su recurso, pues el derribo recogido en el acta supone necesariamente la existencia de un contacto físico, por mínimo que sea".

Sin embargo, Apelación señala que, "en el caso presente, las imágenes aportadas conducen a la inevitable conclusión de que ese contacto existió". "Ante ello, nada puede hacer el Comité, pues el Código Disciplinario atribuye la soberanía decisoria en los hechos relacionados con el juego al árbitro (artículo 27.3 del Código Disciplinario) y el Reglamento General de la RFEF proclama que "el árbitro es la autoridad definitiva única".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios