Velocidad con Eliseu, dignidad con Toulalan

  • Suspenso colectivo del equipo en Gijón, donde el tanto de Van Nistelrooy y las manos de Caballero resultaron inertes

Comentarios 2

El Molinón también conoció la cara triste del Málaga. Huelga decir que Toulalan fue de los menos damnificados. Su dignidad queda a prueba de bombas pase lo que pase en los encuentros. A él se sumó, en un intento de ofrecer algo diferente, Eliseu. Puso velocidad, fue el único en ello, y esa receta casi le da al equipo lo que necesitaba. Cabalgó en la primera mitad en un arranque individual de raza y, como ante el Madrid, probó el disparo obús, esta vez desviado por el poste derecho de Juan Pablo.

Van Nistelrooy marcó su segundo gol liguero, aunque para nada. Amagó con iniciar la remontada, pero Trejo los frustró. Antes había perdonado uno más claro. Tampoco sirvieron las buenas manos de Caballero, que tenía una deuda pendiente con su orgullo. Cazorla volvió a decepcionar, pese a una acción de lucidez, y Buonanotte fue el único cambio que aportó algo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios