Verano atípico de Berni

  • El capitán afronta optimista una pretemporada sin la llamada de la selección

Tras un final de temporada en el que el Unicaja sufrió notables cambios en su directiva, y tras un convulso proceso de negociación que, aunque costó, se resolvió felizmente con un sí por dos años, el capitán Berni Rodríguez afronta una pretemporada atípica al no poder estar concentrado con la selección. "Está siendo un verano evidentemente mucho más largo a lo que estoy acostumbrado. Y es necesario empezar antes para ir preparándonos a la pretemporada", espetó Berni, que pese a todo no pierde el optimismo y afronta ilusionado la pretemporada de este año, pues años atrás "no he podido empezar desde el principio y la verdad es que tengo ganas de sentirme desde el inicio dentro del grupo".

Además de lo atípica de la pretemporada del capitán, también lo es la del conjunto cajista, pues Aíto puede contar con casi todos los jugadores, algo que el escolta cree que será clave "para subsanar los errores de la temporada pasada y así poder evitarlos en la medida que sea posible. Al no haber ningún lesionado de entrada, vamos a estar prácticamente todos, que vendrá bien para poder conjuntarnos desde el primer momento".

A base de trabajo quiere convencer a la gente de que la temporada pasada fue una excepción y espera que la afición se ilusione. "A partir de este año todo es nuevo, aunque la mayoría de los jugadores ya estábamos aquí el año pasado, cosa que seguro correrá a nuestro favor".

Aunque la pretemporada no empezará oficialmente hasta el 18 de agosto, algunos de los pupilos de Aíto ya han comenzado a ejercitarse y a coger ritmo de cara a la sesión 2010/2011: "Hemos estado probando en Los Guindos, haciendo tiros, porque aquí con las obras no podemos". Este año trae como principal novedad el cambio en la pintura, tanto en la bombilla como en la línea de triple, aunque no incomoda a Berni: "La zona para mí no va a ser una diferencia muy grande y en el triple no es demasiada distancia más, pero sí que se notan los poquitos centímetros más e influirán a los tiros tras salir del bloqueo, que no serán iguales, y van a estar un poco más lejos.

El cambio en la dirección deportiva lo ha sentido más de cerca que el resto de la plantilla, por su condición de malagueño, así como por haber sido en el club en el que lleva en el primer equipo desde 1.999. "Fue un poco sorpresa para todos y a los que se han ido solamente se puede agradecer su labor durante todos estos años, especialmente a Juanma [Rodríguez], que ha estado tantísimo tiempo en el club, y hay que desearle la mayor de las suertes a Manolo [Rubia], que seguro que lo hará muy bien", dijo el escolta.

Cree que la línea de trabajo de Rubia es "muy clara, y tiene los criterios de trabajo muy bien establecidos, que seguro va venir muy bien para el club".

Además de en las oficinas del Carpena, también se han producido el cambio en las de Martiricos, y pese a que el desembolso en el conjunto blanquiazul ha sido importante no despierta "ningún tipo de envidia, porque tenemos un presupuesto alto, que se va a mantener seguro, al que respalda nuestras casi 10 temporadas en Europa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios