Víctimas colaterales

  • La crisis que vive el Levante también afecta a Jesule y a Sandro, a los que el club adeuda seis nóminas

La voraz crisis económica que asuela al Levante tiene en Málaga a dos víctimas colaterales. Jesule y Sandro abandonaron hace dos temporadas el conjunto granota al alcanzar un acuerdo por el que la entidad levantina se hacía cargo de sus nóminas y de parte de sus fichas. Sin embargo, los dos futbolistas, que terminaron marchándose del equipo a través de un despido improcedente, todavía no han cobrado los salarios que el club les adeuda desde el mes de septiembre. Jesule desveló ayer la situación: "El Levante me lo debe casi todo a mí y a Sandro. A nosotros nos quedaban dos años más de contrato y nos fuimos con las garantías de que ellos se iban a hacer con las nóminas y con parte de las fichas, algo que no ha sucedido".

El veterano central malagueño reconoció que está un tanto al margen de la situación y que ha dejado el asunto en manos de sus abogados. "No vivimos directamente el caso porque ya lo pusimos en manos judiciales. Nosotros nos fuimos de allí a través de un despido y lo único que esperamos es que se solucione". Su interlocutor en el Levante es Rubiales, con el que guarda una gran amistad: "Él está enterado de todo porque es el capitán y siempre que hay alguna novedad me la comunica. La situación que viven ellos es todavía peor y nosotros tratamos de darles ánimos, aunque es muy complicado porque hay futbolistas que no cobran desde hace muchos meses".

Salva es otro de los jugadores a los que el club levantino adeuda parte de sus nóminas. El jugador se marchó cedido la temporada pasada al conjunto levantino, donde jugó un total de 14 partidos.

Y es que la situación por la que atraviesa el Levante es delicadísima. El conflicto es tan grave que los bancos le niegan las solicitudes de crédito a la entidad valenciana. Los jugadores sólo han percibido entre el 15 y el 20 por ciento de sus respectivas fichas y hay quien no cobra desde el año pasado, acumulando pagarés que nunca se han hecho efectivos. Ello ha provocado que el Ayuntamiento de Valencia intercediera en el conflicto y prestara todo su apoyo a los futbolistas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios