El Villarreal gana en el último suspiro

Un gol del argentino Guille Franco en los últimos segundos del partido le dio la victoria al Villarreal en el campo del Murcia, resultado que supuso una excesiva recompensa para los méritos del equipo castellonense y un castigo demasiado severo para su rival.

Con este resultado, el cuadro dirigido por Pellegrini se mantiene firme en puestos de Liga de Campeones, mientras que el de Lucas Alcaraz continúa en puesto de descenso a Segunda División.

El primer tiempofue para olvidar. Ni juego colectivo, ni individualidades que destacar, ni nada de nada. El Murcia, que se comporta como un equipo timorato incluso cuando juega como local, tiene una virtud, que es la de hacer parecer al contrario también una medianía. De hecho, el Villarreal fue durante la primera parte un equipo sin ideas ni llegada al área murcianista.

En la reanudación, el cuadro castellonense mostró mayor afán ofensivo desde un principio y se adueñó del control del partido en el centro del campo. Un contragolpe culminado por Eguren, quien disparó a la derecha de Notario, fue su mejor ocasión en esta fase del choque.

Daba la sensación de que el empate no se movería, a pesar de que el Murcia se volcó más en los compases finales. Pero todo cambió en un instante. La defensa grana se resquebrajó por el centro y Guille Franco lo aprovechó para, en posición adelanta, superar a Notario y llevar la alegría a Villarreal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios