El Villarreal prolonga su crisis pese a jugar 75 minutos en superioridad

El Villarreal dejó escapar una buena oportunidad de salir de la zona de descenso al empatar sin goles contra un Espanyol que jugó con diez jugadores desde el minuto 15 por la expulsión del argentino Juan Forlín.

El equipo de Ernesto Valverde se mostró previsible, lento y sin ideas en gran parte de un encuentro en el que, pese a jugar con un jugador más desde el primer cuarto de hora de juego, no supo ganar. La ansiedad y los nervios con los que afrontaba su partido frente al Espanyol se notaron desde el primer instante a pesar de que los locales tuvieron la suerte de cara con la expulsión de Forlín.

En el tramo final, el Villarreal se mostró más nervioso, incluso desesperado y sin capacidad de reacción para buscar soluciones con las que cambiar la dinámica negativa en la que se encuentra inmerso. El Espanyol cumplió un guión perfecto, condicionado por la expulsión de Forlín. Se metió atrás, trabajó de manera solidaria y aguantó sin descolocarse pese a su inferioridad, una aspecto que también favorecía el fútbol gris del Villarreal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios