Vuelta al tajo con 2.500 seguidores

Para muchos malagueños 2012 empezó con resaca. Para otros cuantos, con trabajo desde primera hora. Para 2.500, con ilusión. Esa fue la cifra aproximada de aficionados que se dieron cita en La Rosaleda para ver el primer entrenamiento del año del Málaga. Un evento lleno de expectación porque desde diciembre de 2010 el club no concedía un entrenamiento a puerta abierta. La mañana fue especial sobre todo para los niños, que estos días están de vacaciones y obligaron a sus padres a llevarles Martiricos para poder ver lo que habitualmente no pueden por la decisión del club de cerrar su trabajo al exterior. Se llegaron a ver incluso pancartas a Isco, Duda o Sergio Sánchez en el sector bajo de Preferencia, donde fue ubicado todo aquel que madrugó el primer día del año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios