Will Thomas ya sabe lo que es ir de Cenicienta

  • Se inspira en su experiencia universitaria; jugó una Final Four con George Mason, una universidad mediana

Will Thomas se formó en la Universidad de George Mason, situada en Fairfox (Virginia). Nunca nadie llevó más lejos a ese college, baloncestísticamente hablando, que el jugador del Unicaja. En el año 2006 se plantó, contra todo pronóstico, en una Final Four en el RCA Dome de Indianápolis. Allí jugó ante 60.000 personas en un estadio de fútbol americano. Enfrente, Florida. Los pívots rivales, dos All Star hoy en día, Joakim Noah y Al Horford.

"Seguro que la mejor experiencia deportiva de mi vida. Como equipo e individualmente jugamos a nuestro mejor nivel. Allí en George Mason había unos 30.000 estudiantes y éramos muy populares cuando hicimos aquello, dice el ala-pívot del Unicaja, que completó un sólido partido, en su línea, ante el Bilbao Básket. Un buen movimiento bajo el aro y un triple oportuno desde la diagonal en la segunda mitad llegaron en momentos importantes.

"A Horford y Noah ya todos le veían que eran jugadores NBA, enfrentarme a ellos fue una grandísima experiencia", cuenta Thomas, quien desechó ofertas de ocho universidades para elegir a George Mason, a una hora de su Baltimore natal.

Aquel sentimiento de Cinderella (como en inglés se denomina al equipo sorpresa, cenicienta) inspira a Thomas para lo que se puede hacer hoy. "El sentimiento es grande, en España jugamos muy bien, tenemos confianza y lo mejor es que todos pensamos que lo podemos hacer mejor. Para ganar la Copa hay que estar tres días bien, ya hemos tenido uno. Vamos a por el segundo", aseguraba tras la victoria ante el Bilbao el zurdo, que vio ratificadas los comentarios que había recibido: "Aquí palpo que esto es tan importante como la Liga, como me decía mi agente. Es una competición bonita".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios