El Zaragoza de Jiménez da la sorpresa en Cornellà

El Zaragoza, colista de Primera, toma oxígeno para la salvación y frena la ambición europea del Espanyol, que rompe una racha de siete partidos sin perder.

El primer aviso del conjunto maño lo dio un ovacionado Luis García, ex perico. Kiko Casilla detuvo el balón con una acrobática intervención. Fue todo lo que hizo el Zaragoza en los primeros compases del partido ante un Espanyol que no dejaba de combinar arriba con Coutinho, Weiss y Verdú, muy activos. Aunque los catalanes dominaban, ninguno de los dos equipos chutó entre los tres palos hasta el minuto 27. Hélder Postiga remató con la cabeza, en el área pequeña, un centro de Luis García desde la izquierda. El delantero portugués lamentó desperdiciar la mejor y única ocasión de los suyos en la primera parte.

Pero en el 38, una triple ocasión volvió a encender Cornellá-El Prat. Coutinho, tras un pase de talón de Weiss, envió el balón a la base del palo derecho. Kalu Uche, atento al rebote, estrelló su disparo contra Roberto y el rechace fue a las botas del eslovaco, pero el meta madrileño sacó una mano estelar.

Era el momento del Espanyol y un examen para los centrales de Manolo Jiménez. Cinco minutos después, Uche desaprovechó otra oportunidad clarísima solo en el punto de penalti.

En la reanudación, el conjunto maño esperó a los catalanes atrás. De todos modos, aunque el brasileño volvió a poner a prueba a Roberto, el Zaragoza, sin apenas llegadas, cambió el partido. Da Silva remató de cabeza un córner en el minuto 54 y congeló la sesión matinal de Cornellá: 0-1. No había tregua. Coutinho, inspirado, estampó un disparo contra el larguero. Obligados a buscar el empate, los pericos dejaron espacios y mejoraron las prestaciones ofensivas del rival. En el descuento Juan Carlos arruinó la esperanza local con el 0-2.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios