De Zaragoza a Madrid

  • El Unicaja se cuela en su segunda final de Copa cuatro años después de ganar el título en el Príncipe Felipe · La zona de Aíto y la aparición de Haislip en el último cuarto deciden un choque ultradefensivo

El baloncesto malagueño se prepara para vivir otra noche histórica. Una de esas a las que acostumbra de vez en cuando desde que el Unicaja se ha instalado en la élite. Hoy toca una final de Copa. La segunda de su historia. La primera de la era Aíto. De Zaragoza'05 a Madrid'09 han pasado muchas cosas, muchos jugadores. Se ha ganado una Liga y se ha participado en una Final Four. Se marchó Sergio Scariolo y se fueron Jorge Garbajosa y Marcus Brown. Mencionar estos nombres provoca rememorar la época dorada del club, pero lo cierto es que cuatro años después de ganar en Zaragoza, el equipo malagueño vuelve a estar a las puertas de proclamarse rey de la Copa. Un síntoma que reafirma el espíritu de supervivencia cajista en una época en la que cada vez resulta más complicado convencer a las figuras de este deporte de que vengan a Málaga.

Cuatro años dan para mucho y desde aquella final maña sólo Berni Rodríguez y Carlos Cabezas continúan en la plantilla cajista. El escolta sigue siendo una pieza clave y su aparición en plena crisis de juego y confianza de Thomas Kelati se ha convertido en una de las claves de esta Copa. El capitán siempre da la cara, algo que también le gustaría demostrar a Cabezas, que resignado en una esquina del banquillo se comía las uñas pensando si Aíto le daría hoy algunos minutos en la final. Todavía no ha completado un entrenamiento completo y parece complicado que pueda participar, pero puede ser el as que salga de la manga de Aíto.

histórico aíto

Cinco meses en Málaga le han bastado al técnico madrileño para comenzar a implantar su sello. Quizá el gran inicio de temporada fuese algo irreal, pero lo que ha quedado patente desde el inicio es su sello. En Badalona tardó cuatro años en comenzar a ganar títulos y en Málaga ya está en disposición de ganar el primero.

Su leyenda continúa creciendo. Ya es el técnico con más Copas en su palmarés (cinco) y hoy podría igualar a Eduardo Kucharski como el único profesional en conseguir el título copero con tres equipos diferentes. La que está considerada como la primera gran estrella del baloncesto español ganó el torneo en las filas del Laietà B.C., el F.C. Barcelona y el Joventut de Badalona. Aíto podría sumar el título con el Unicaja a los que ya ha cosechado dirigiendo al Barcelona y al DKV Joventut. Con el equipo blaugrana ha ganado cuatro (Valladolid'87, Tenerife'88, Sevilla'94 y Málaga'01) y con el verdinegro, el de la temporada pasada en Vitoria.

zona y haislip, claves

La pizarra del madrileño fue una de las claves en la resolución de la semifinal de ayer. La asfixiante defensa de su equipo consiguió, una vez más, bloquear el ataque rival pero el acierto en ataque brillaba por su ausencia y el Estudiantes se agarraba al encuentro con coraje (63-62 para los colegiales). Entonces la pizarra de Aíto ordenó una zona 3-2 con el ex estudiantil Jiménez en punta y todo comenzó a inclinarse del lado malagueño. El efecto inmediato fue un 0-5 que otorgó el mando al Unicaja (63-67). Pero hubo otra factor desequilibrante.

Marcus Haislip, que hasta el último periodo había ofrecido una de esas versiones decepcionantes que le impiden ser catalogado como estrella, dio un paso al frente. El norteamericano apareció para guiar el ataque malagueño, inoperante durante muchas fases del juego. En los tres primeros cuartos sólo anotó dos puntos. En el último firmó 13 con un triple decisivo incluido. Su peso en el encuentro fue, al fin, el exigido para un jugador de su potencial.

La historia hoy exigirá un extra. Una dosis generosa de entrega y defensa, pero también de acierto ofensivo y buena lectura del partido. En aquella final de Zaragoza, Jorge Garbajosa marcó las diferencias. En la de esta tarde, Marcus Haislip tiene reservado un lugar en el libro de las hazañas cajistas. Y si no, ahí estará Aíto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios