Sevilla FC

Ziganda: "Si hay alguna imagen que demuestre que dije eso, me retiro"

  • El entrenador de Osasuna desmiente categóricamente haber ultrajado la memoria de Antonio Puerta en los incidentes del Sánchez-Pizjuán.

Comentarios 0

El entrenador de Osasuna, José Ángel Ziganda, ha anunciado que abandonará el fútbol "si hay una sola imagen que demuestra que dije eso", en referencia a los supuestos gritos proferidos por el técnico al término del Sevilla-Osasuna en los que, según testigos, habría deseado la muerte a los sevillistas, ultrajando la memoria de Antonio Puerta, durante los incidentes del final del partido del pasado sábado en el Sánchez-Pizjuán.

Ziganda compareció en la ciudad deportiva de Tajonar para responder a un blog de internet de un colaborador del Sevilla que acusa a Ziganda de haber dicho "Teníais que estar todos muertos, como Puerta". El preparador anunció que, una vez que no se ha producido una rectificación del autor en este sentido, le demandará por presuntas calumnias.

Sobre la veracidad de las acusaciones vertidas sobre su persona, dijo: "Es imposible que cara a cara nadie me diga nada de eso, ni que haya imágenes. Es imposible que haya una sola imagen de eso y si la hay, me retiro del fútbol".

"Esto se tiene que aclarar y no puede quedar así porque es muy serio. Se está jugando con los sentimientos, con las relaciones personales, con temas familiares y no se puede jugar de esa manera tan fría, tan sibilina, todo tiene un límite", afirmó. "Admito muchas cosas dentro del fútbol, pero ya estos temas extradeportivos no se pueden admitir y por eso tendrá su querella", agregó.

Dijo que tiene la "conciencia tranquila", pero se mostró "fastidiado" por la repercusión que ha alcanzado este asunto extradeportivo. "Me encuentro muy triste por el espectáculo. Mira todos los que estáis aquí y dándole importancia y excesiva relevancia a algo que se publica sin ton ni son, sin ninguna prueba, sin ninguna justificación. Me siento dolido", comentó.

Ziganda apuntó su afán por "llegar a la verdad y que se conozca todo". "Por supuesto, hemos intentado que rectifique, no ha podido ser y el susodicho tendrá la demanda oportuna y aquí se acaba el tema por mi parte, hasta que se conozca toda la verdad", añadió.

Asimismo, destacó que le duele quedar como uno de los malos de la película: "Lo que es triste y duro es tener que dar explicaciones de cosas, de historias que se inventan, que no son verdad y encima tienes que desmentirlas".

"Es duro y así está montado, pero me tengo que hacer más fuerte y a mí me podrán hacer daño la gente que me conoce, pero la que no me conoce y que veo por dónde van, esos no pueden conmigo seguro", señaló.

Ziganda, que subrayó que algunos jugadores sevillistas tuvieron un comportamiento ejemplar durante los incidentes, como su portero De Sanctis, reconoció que se equivocó en el encontronazo que tuvo con el delegado del Sevilla, Cristobal Soria. "Lo que está mal, está mal y reconozco mi error. Después del partido me tenía que haber ido y no se tenía que haber producido el encontronazo que tuve con el delegado del Sevilla", recordó.

En este sentido, manifestó: "Reconozco mi error y hasta ahí, punto. No tengo problemas cuando me equivoco y voy siempre con la verdad por delante. Ese fue mi gran error, no hay más, me tenía que haber ido. Me meterán tarjeta amarilla o un partido, lo que sea, pero ya más no".

Ziganda, que la pasada temporada fue premiado con un premio a la deportividad en su estreno en los banquillos en Primera División, subrayó que no volverá a hablar de los árbitros, tras haber explotado en la rueda de prensa posterior al partido en Sevilla. "No voy a hablar, ha sido un error mío, y no me siento bien, no me sale. Exploté porque eran ya varias. Les exijo que no se equivoquen y yo me equivoco, no tengo fuerza moral", aseveró.

Además, aseguró sobre los arbitrajes hacia Osasuna: "No se me ocurre pensar que hay una mano negra o van a por nosotros. Es azar y muy mala suerte".

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios