Fútbol

El adiós virtual de Casillas

  • El guardameta deja prácticamente cerrada su marcha al Oporto y falta que el Madrid le dé oficialidad. Este viernes se podría despedir de la afición.

Comentarios 1

La marcha de Íker Casillas del Real Madrid es un hecho, a falta de su confirmación oficial. El conjunto madridista dejó ayer prácticamente cerrada la marcha de su capitán al Oporto de Lopetegui, y sólo faltaría conocer los detalles de la operación que darían con el madrileño fuera del club, tras 25 años defendiendo la portería blanca.

Según apuntan varios medios, el club no quiere que un jugador tan emblemático como Casillas salga por la puerta de atrás y preparan un acto de despedida para mañana viernes en el Santiago Bernabéu, donde podrán acceder los aficionados.

Después de meses bajo la sombra de una posible salida, el guardameta habría decidido partir hacia Portugal, cansado de la disquisición diaria sobre su estado de forma y del reproche de una parte de la afición, que aún le ataca por la guerra abierta con José Mourinho. Además, el hecho de que sea año de Eurocopa habría puesto peso en el platillo de la balanza correspondiente a buscar un equipo que le permita tener la continuidad. El mostoleño pretende defender la portería de la selección en su último gran campeonato.

La posible llegada de Casillas a los dragones desató ayer la locura de los aficionados lusos, ya que el tema fue la noticia de portada en la mayoría de medios nacionales y protagonizó tertulias tanto en radio como televisión. El portero se convirtió en tema del momento en Twitter y generó en Facebook varios grupos de apoyo a su transferencia por el Oporto.

Ahora, con el paso a un lado cuasi forzado del gran capitán, los dirigentes del Madrid tendrían vía libre para negociar la incorporación de David de Gea para esta temporada. Así como Casillas no quería esperar a que el equipo iniciara la pretemporada, el club y el entrenador Rafa Benítez esperan que el fichaje del cancerbero del Manchester United no se prolongue hasta el final del mercado estival.

El meta inició el lunes la pretemporada a las órdenes de Van Gaal, a la espera de que los clubes lleguen a un acuerdo que se presume complicado, dada la negativa del técnico holandés a su salida. Los diablos rojos no estarían dispuestos a dejar escapar a De Gea, a pesar de que finaliza contrato el próximo año, si no llega una oferta del Madrid acorde a las exigencias que han transmitido a Florentino.

Ante tal negativa, en las oficinas del Bernabéu ya manejan el nombre de Kiko Casilla para ocupar el lugar del capitán madridista. El guardameta del Espanyol, que se formó en las categorías inferiores del Madrid, podría ser repescado por diez millones, aunque el presidente periquito, Joan Collet, salió ayer a desmentir las negociaciones: "Es mentira todo lo que se está diciendo. No hay nada. No he negociado con nadie. Ni con los agentes ni con el jugador".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios