Una alegría seis años después

  • No vencía el Unicaja en un partido de Copa desde el año 2009, cuando se derrotó al Estudiantes en Madrid antes de caer en la final Ambiente gélido y animosa presencia cajista

La última victoria del Unicaja en un partido de Copa del Rey databa de 2009, cuando se consiguió el subcampeonato en aquella legendaria final con prórroga contra el Tau. La semifinal ganada al Estudiantes era el último hito. Se merecía una alegría así la afición cajistas. Las otras dos presencias, en Barcelona'12 y Málaga'14, fueron fantasmagóricas. El puñado de aficionados cajistas desplazado a Gran Canaria disfrutó al fin de un triunfo que se resistió demasiado.

En una Copa del Rey en Las Palmas de Gran Canaria lo último que se piensa es en pasar frío. La maleta se carga de ropa ligera pero se echa de menos el abrigo porque el viento corre fuerte y helado. No digamos en el interior del Gran Canaria Arena. Las corrientes cuando se abren las puertas, versión oficial, propician una temperatura ambiental gélida, más propia de Vitoria. Quizá por ello la inasequible afición del Baskonia, desplazada en gran número a pesar de la ausencia de su equipo, se hacía notar y formaba jarana. Los gritos se mezclaban con los reivindicativos de independencia catalana de la afición culé. Ya no es sólo en el minuto 17:14. El caso es que se espera más comodidad de una instalación nueva y de última generación, inaugurada la primavera pasada y supuestamente de cinco estrellas. La iluminación es excelente, pero la movilidad es mejorable. Y el frío, insoportable.

En el primer desplazamiento cajista a una Copa desde Barcelona 2012, la afición verde estaba en una de las esquinas superiores. Algún grito tras alguna falta de Abrines antes de una presencia más briosa con las gargantas durante el partido ante el Bilbao Básket. La plana mayor del Unicaja, con los consejeros Emilio Mejía, Óscar García Oltra e Isidro Rubiales más el presidente, Eduardo García, y el secretario técnico, Carlos Jiménez, observan el partido desde un sitio privilegiado tres filas por encima de la pista. No anda muy lejos de ellos Berdi Pérez, ex director general cajista, de vuelta en el Gran Canaria ahora, de donde lo incorporó el club de Los Guindos.

La mayoría del pabellón es canarión y el "Pío, pío" es el himno oficioso de la Copa del Rey. Aunque su partido es hoy, ayer ya se dejaron ver y oír. Para silbar y chillar a Toolson también. El de Arizona se encaró con un aficionado que le llamaba ?paquete? durante la última victoria liguera en el Gran Canaria Arena y no se olvida ese beso que le lanzó. Todo lo contrario con los hinchas del Bilbao, que mantenían una pancarta dedicada a Vasileiadis. "Kostas crack", con el 34 que lucía en su trienio vizcaíno. Ni uno ni otro tuvieron descollantes actuaciones. Las dos aficiones, Unicaja y Bilbao, estaban pegadas en la grada y máxima familiaridad.

Hueco preferente para los agentes. En un radio de cinco asientos en uno de los laterales de la zona VIP están Quique Villalobos, Misko Raznatovic y David Carro. También directivos de clubes no presentes en la Copa, como Río Natura (el técnico Moncho Fernández y el director general José Luis Mateo) y Baloncesto Sevilla (José Luis Galilea). Una Copa es de obligada presencia porque la siguiente temporada ya empieza aquí. Esparcidos también, varios scouts de la NBA. Uno de ellos, el malagueño Juanma Rodríguez, que es el consultor de Cleveland y comenta el partido del Unicaja en Canal Sur.

El primer día de Copa no fue el último para el Unicaja. Habrá dos días más de ilusión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios