Más allá del béisbol

  • El rival, Venezuela, emerge en fútbol: en la última Copa América fue semifinalista y lidera la clasificación para Brasil'14

Durante la pasada Copa América, el presidente Hugo Chávez jalonaba a través de Twitter a sus muchachos, incluso criticaba fuertemente el arbitraje de las semifinales ante Paraguay. Era algo novedoso, Venezuela hacía historia, estuvo por primera vez entre las cuatro mejores del continente. Poco a poco se engancha al fútbol un país donde el béisbol es el deporte rey y el baloncesto le secunda. Venezuela es el único país de Sudamérica que no ha jugado una fase final del Mundial. Bolivia (1994) y Ecuador (2002) dejaron sola a la vinotinto, sobrenombre con el que se conoce al equipo caribeño por el particular color de su equipación, que ahora lidera la durísima fase de clasificación para el Mundial de 2014 en Brasil, un todos contra todos a ida y vuelta en que dura más de dos años.

El nombre seguramente no es el más atractivo, pero Venezuela atesora peloteros de muy buen nivel. Obviamente, en Málaga el nombre con el que se identifica al equipo es José Salomón Rondón, el nueve del Málaga, que justamente ahora atraviesa su mejor momento de la temporada. Un partido especial para el caraqueño, con su país y en su ciudad de adopción. Además de él, otros cinco jugadores militan en España: Fernando Amorebieta (Athletic de Bilbao), Miku (Getafe), Dani Hernández (Valladolid), Andrés Túñez (Celta de Vigo) y Julio Álvarez (Numancia). Amorebieta y Julio Álvarez, internacionales por España en categorías inferiores nacidos en Venezuela, reclutados ahora para reforzar a un equipo pujante.

Además, la fabulosa zurda de Arango, bien conocido del Mallorca y ahora en el Borussia Moenchengladbach. Sólo cuatro juegan en la propia Venezuela. Hay otros en Alemania, como el prometedor medio Yohandry Orozco (Wolfsburgo), en Italia (el meta Romo en el Udinese y el zaguero Feltscher en el Parma), en Suiza, México o Portugal, donde destaca otro delantero llamado Rondón, Mario, en las filas del Nacional.

César Alejandro Farías Acosta es el joven seleccionador (38 años), que tiene una carrera peculiar. Entrenó desde los 20 años, apenas jugó. Tras una trayectoria progresiva, en 2008 asumió el cargo de seleccionador de todas las categorías. Llevó a Venezuela a un Mundial sub 20 por primera vez en su historia en 2009, con Rondón como figura.

Ahora despierta admiración y Vicente del Bosque la elogia. "Venezuela va creciendo en el ranking FIFA, jugó semifinales de la Copa América, es líder para Brasil 2014. Tiene jugadores muy buenos dispersos fuera del país. Es un equipo joven, atrevido, con un técnico amigo que está haciendo un gran trabajo. Espero una Venezuela incómoda, bien posicionada en el campo, con buen estilo, jugando al fútbol. Nos va a venir bien para lo que nos vamos a encontrar. Pudimos comprobar en Puerto Cruz el año pasado, cuando ganamos 0-3, que era un equipo de nivel. Hace años era casi un país testimonial y ha pasado a ser una selección que aspira a meterse en el Mundial".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios