Más allá del resultado

  • Fuera La victoria ayer del Bilbao Basket deja al Unicaja sin opciones de clasificación Objetivo La visita al Real Madrid, que se juega la vida en Europa, se convierte en el enésimo intento de reacción cajista

Comentarios 1

La visita esta tarde del Unicaja al flamante campeón de la Copa del Rey (20:45, Canal Sur 2) adolecerá del ingrediente más importante del deporte. A nivel clasificatorio, para el equipo malagueño dará igual ganar que perder. Haga lo que haga está ya fuera de Europa. El encuentro de hoy en la Caja Mágica y el de la próxima semana en el Martín Carpena frente al Grescap Bilbao son intrascendentes. Partía en la tarde de ayer el equipo hacia la capital con la esperanza de que el Montepaschi Siena le echara una mano en Bilbao, pero el efecto Miribilla se comió a los italianos y les hizo encajar su primera derrota en este Top 16. Con este resultado, la segunda plaza es inalcanzable y el Unicaja ya sabe que su séptima participación consecutiva en la segunda fase de la Euroliga volverá a quedarse a las puertas del play off.

Con el cero en su casillero de victorias y la moral por los suelos después de echar por tierra gran parte del buen trabajo de comienzos de temporada y de su decepcionante Copa del Rey, el conjunto de Chus Mateo rinde visita a un Madrid que se juega la vida en la competición europea. El resultado de ayer tampoco le favorece y si hoy no gana quedará también fuera de la siguiente ronda. Los de Pablo Laso necesitan vencer hoy, hacerlo la semana que viene en Siena y esperar un triunfo malagueño en la última jornada frente al cuadro vasco. Situación límite para el reciente campeón de Copa, que vería así empañado su éxito de hace cuatro días.

El Unicaja se presenta por lo tanto en una batalla totalmente ajena a sus intereses deportivos. Pero hay mucho en juego. Su dinámica negativa amenaza seriamente con fagocitar todo lo bueno que dejó ver en los primeros meses de competición. Hay riesgo de desmoronamiento y una derrota no ayudaría evidentemente a salir del agujero. La única medicina posible es la victoria. Y cuanto antes mejor. Hoy no juega por sumar un triunfo, sino por algo más trascendente: comenzar a volver a creer en sí mismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios