El anfitrión para abrir la Copa

  • El Unicaja se medirá al Tau en el primer partido del torneo y si gana se cruzará con el ganador del Bilbao-Barcelona · Los cajistas han perdido sus siete últimos duelos con los vascos

Se tenía respeto a la solidez de un Real Madrid que comanda la ACB en solitario, al juego expeditivo de un DKV que últimamente ha pasado por encima de los malagueños y a la frescura y el desparpajo que supondrá la presencia del Bilbao en la Copa. Pero, sobre todo, se temía que el conjunto con el que se tuviese que debutar en Vitoria fuese el anfitrión, el Tau. Y justamente eso es lo que ha sucedido. El Unicaja abrirá su concurso en la Copa del Rey 2008 ante el equipo baskonista, auténtica bestia negra de los cajistas durante el último año y medio. Será el próximo jueves 7 de febrero en el encuentro que sirva para inaugurar el torneo copero, a las 19.00 y retransmitido por la televisión autonómica.

El cuadro vitoriano cuenta con el aval que supone jugar en casa y con la seguridad que le dará tirar de hemeroteca y comprobar sus últimos resultados con el equipo malagueño. Y es que desde la final de la Liga ACB de 2006, todos los enfrentamientos entre baskonistas y cajistas se han saldado con victoria de los primeros.

La serie comienza con la final de la Supercopa que se disputó la temporada pasada en Málaga (78-83), continúa con los dos encuentros de la fase regular de la ACB de dicha campaña (62-76 en el Carpena y 85-56 en el Buesa Arena), prosigue con los tres duelos del play off por el título (92-65, 66-82 y 88-63) y se cierra con el único enfrentamiento de esta temporada (84-62 en Vitoria, la derrota más contundente del Unicaja en lo que va de campaña). Total: siete derrotas cajistas saldadas por una desventaja media de 19,7 puntos.

El equipo malagueño confía en que su rival acuse la presión del equipo anfitrión, como le sucedió a él con el Barcelona en la edición anterior. Pero existe un precedente que dice que el Tau sí es capaz de superar ese aspecto. Ganó en 2002 la última Copa que se celebró en Vitoria, precisamente tras eliminar en semifinales al Unicaja (83-72) en el único precedente que existe de enfrentamientos entre ambos en la cita copera.

De continuar, el itinerario malagueño en la Copa de Vitoria tendrá su segunda parada ante el ganador del iurbentia Bilbao-AXA Barcelona, duelo que se disputaría el sábado 9 de febrero a las 17.30, retransmitido también por la televisión autonómica. Por el otro lado del cuadro DKV Joventut y Real Madrid, que se miden a Pamesa y Akasvayu respectivamente, parten como favoritos para disputarse una plaza en la final, que tendrá lugar el domingo 10 a las 18.00.

La suerte está echada. Depende ahora de la sapiencia de Scariolo y los suyos que la aventura copera no se quede en un capítulo. La última vez que se entró en la Copa en la última jornada terminó ganando. Al menos, un precedente optimista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios