Un año casi inmejorable en versión europea

  • El Unicaja cierra hoy el 2007 continental con 17 triunfos y siete derrotas · En este periodo, no perdió un partido en casa

Antes de ponerle la lacra al libro de las aventuras europeas en 2007, un repaso a la trayectoria del Unicaja en el año natural. Ya se sabe que la historia se mide por temporadas a caballo entre dos años o que los jugadores cambian de una campaña para otra. Pero también permite cotejar este balance la continuidad de un proyecto. Y lo cierto es que los números del Unicaja en este año que se marcha han sido francamente difíciles de mejorar, a la espera de lo que el equipo haga esta tarde en Zagreb.

Tras 24 partidos jugados en competición europea, el cuadro malagueño puede presumir de poseer un balance de 17 triunfos y 7 derrotas, todas ellas a domicilio o en territorio neutral, como aquella histórica semifinal en Atenas ante el OAKA. Las otras seis caídas fueron en Ljubljana, una muy dura (87-59) en la primera fase; ante Dynamo y Aris, ésta sin trascendencia, en el Top 16; la de Barcelona, en el partido de cuartos de final; y las dos de esta temporada, en Salónica y Estambul. Las cuentas en casa son 12 partidos jugados y 12 ganados. A domicilio, 4 victorias (Belgrado y Treviso en el pasado ejercicio y Milán y Le Mans en el actual) y 6 derrotas. Y en terreno neutral la victoria en el tercer y cuarto puesto ante el Tau y la citada derrota ante el CSKA en las semifinales.

Alguno de los supervivientes de la pasada temporada, como Carlos Cabezas, señalan la importancia de este buen balance. "La verdad es que cuando empezamos a jugar la Euroliga, hace ya seis o siete campañas, acceder al Top 16 lo veíamos como algo complicado y en las últimas temporadas nos hemos acostumbrado. Y ganar 17 de 24 partidos en Europa no es nada fácil. Nos hemos hecho fuertes en casa y fuera hemos ganado los partidos precisos para llegar lejos. 2007 es un año histórico con la llegada a la Final Four. Ahora queremos rematar en Zagreb. Sería importante para mantenernos en el liderato y plantarnos en 2008 con una buena renta acumulada y buenas perspectivas", asegura el base malagueño, que ha hecho muy buenas migas con el espía particular del Unicaja en este viaje, Davor Kus. El croata dice que quiere contribuir a aumentar este buen récord, aún a costa de su antiguo equipo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios