El ascenso de los Tiburones se 'desgarra' frente al Gavá

  • Las lesiones de Rubel Otero y de Miguel Padrón Jr. ahogaron las opciones de los malagueños

Se apagó el sueño del ascenso. La derrota en la primera jornada de la fase de ascenso presagiaba un partido complicado en la segunda, ante el Club Béisbol Gavá de Barcelona. Las sensaciones acertaron. El arranque, pese a problemas iniciales con el estadio que no permitieron entrenar lo deseado a ambos conjuntos, fue positivo para los Tiburones. Al tercer inning relucía en el marcador un 5-0 favorable para los malagueños que hacía presagiar una victoria cómoda para los de Miguel Padrón. Llegados a este punto, la fortuna desapareció de mascotas y bates malacitanos y se traspasó al equipo catalán.

Dos lesiones echarían por tierra la ventaja que habían logrado los locales. El primero en caer fue el catcher cubano Rubel Otero, que sufrió un desgarro en el gemelo. El siguiente y último, Miguel Padrón junior, primer bateador del equipo que se desgarró el hombro durante un ejercicio. Esto, y los movimientos del técnico catalán, produjeron un cambio drástico en la dinámica del juego.

Gavá consiguió igualar y dar la vuelta al choque ante unos mermados Tiburones. El partido finalizó con 5-12 y echando por tierra cualquier opción de soñar con el ascenso para los jugadores malagueños.

"Hay que reconocer que no estamos teniendo suerte en este campeonato, ya que hoy [por ayer] nos han castigado las lesiones muy seriamente", comentó Miguel Padrón, entrenador de los Tiburones, sobre la derrota.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios