Las aspiraciones pasan por Jaén

  • El Marbella llega a La Victoria con varias ausencias importantes pero con la moral por las nubes tras la remontada ante el Betis B El regreso de Añón, la mejor noticia para Alfaro

Ha llegado el momento de la verdad para el Marbella. El grupo empieza a apretarse por arriba y por abajo, y la igualdad que existía entre ambas luchas se fractura a cada jornada que pasa. De momento, los de Alfaro se encuentran en el límite para seguir soñando con alcanzar el objetivo del play off y poder pelear el ascenso a Segunda, gran sueño de los propietarios de la entidad. La mala primera vuelta cuajada por los marbellíes les ha lastrado mucho a la hora de pelear con unos rivales que cuentan con una renta de nueve puntos, o lo que es lo mismo, tres partidos de distancia. Teniendo en cuenta que restan 14 encuentros por disputarse, el Marbella debe empezar a acercarse al objetivo cuanto antes. El técnico maño es consciente de que el tiempo corre en su contra, por lo que espera que la remontada ante el Betis B sirva de punto de inflexión para afrontar con las mejores perspectivas posibles el resto del campeonato.

Y la siguiente piedra de toque atraviesa un momento similar, aunque viven mejor situados gracias al buen bagaje cosechado en el primer tramo del curso. Por si fuera poco, tocará afrontar este envite con bajas importantes. Habrá renovación en la portería tras la ausencia de Francis, mientras que Verdú tampoco podrá estar disponible por lesión. Ya por decisión técnica, Alfaro ha decidido prescindir de José, Sergio Narváez, Carlos Portero y el internacional lituano Verbickas, una de las grandes sorpresas de esta última lista.

El propio técnico maño reconoció que espera un rival mucho más peligroso por el momento tan delicado que atraviesan. "Sabemos la dificultad que tiene el partido en Jaén porque nos vamos a encontrar un rival que presupuestariamente es el segundo de la categoría, que viene de una destitución y que lleva unos últimos resultados nada positivos, pero que es serio candidato a estar entre los cuatro primeros", explicó.

Dada la importancia del encuentro de hoy, Alfaro no ha querido dejar nada al azar y se ha llevado a la expedición un día antes del encuentro para concentrarse, evitando así cualquier despiste provocado por el día de San Valentín. "Son gente joven y hay que valorar que se celebre un día después o un día antes, pero no la noche del sábado. Tenemos este partido marcado en rojo en el calendario, es muy importante para nosotros", recalcó.

Definitivamente, será en La Victoria (17:00) donde el Marbella retome el vuelo o se atasque y asuma que no podrá pelear por mucho más que coger una plaza para la Copa del Rey.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios