"Tengo asumida la filosofía de Aíto y volveré a disfrutar"

  • El ala pívot deja atrás un verano de rumores sobre su posible salida y parte en la pretemporada como uno de los mayores creyentes del proyecto de Los Guindos

Comentarios 4

En su segunda temporada en el Unicaja, Guille Rubio considera que las malas experiencias que tenía que vivir como jugador en Málaga ya las ha pasado de golpe en su primer año. Con la confianza que da el aprendizaje forzado, y tatuado para el recuerdo en su voluntad como jugador, afronta con madurez la prueba anual que decidirá si está hecho de la pasta para dejar mella entre la afición del Martín Carpena. Además, el catalán no se olvida de Saúl Blanco o Giorgos Printezis, sus compañeros en este aula de segundas oportunidades que supone la plantilla de Aíto García Reneses.

-¿Qué retos se ha marcado para el inicio de la temporada?

-El objetivo primero que me quiero marcar es el poder volver a disfrutar del baloncesto y, cada vez que esté en la pista, poder ayudar al equipo. Para ello tengo que jugar mucho más concentrado y ser más optimista en mi manera de jugar. Aun así, hoy [por ayer] es el primer entrenamiento con balón, así que todavía queda tiempo.

-¿Tiene localizado lo que le falló el año pasado?

-Sí, lo que más me pesó fue, por ejemplo, el hecho de fallar un tiro. Eso me agobiaba demasiado y no acababa bien. La mentalidad es importante y mi mayor problema fue ése, que me venía viniendo más abajo y más abajo y cada vez veía el aro más pequeño. Y para solucionarlo intentaba hacer cosas imposibles que yo no sabía hacer o no era capaz.

-Y, al margen de la mentalidad, ¿qué ha cambiado en el Guille Rubio jugador?

-Sobre todo, el lanzamiento. Es lo que más he trabajado este verano y me hacía falta para empezar relajado la temporada. Además, he bajado algunos kilos que me sobraban.

-Se habló mucho de su salida al Valencia, ¿ve el quedarse como una oportunidad?

-Viví los rumores muy al margen, porque desde el primer momento me mantuve en mi postura: si tan sólo eran intereses y Málaga quería que estuviese aquí, no quería ni escucharlo. ¿Que si es una oportunidad seguir? Lo es, quedarme me permite el hecho de intentar reivindicarme y ser un verdadero jugador de Unicaja. Estoy asentado y tengo la filosofía de Aíto bastante asumida para volver a disfrutar.

-¿Qué es lo que más le ilusiona del equipo conformado?

-La columna del año pasado. Estamos jugadores que tenemos que dar un paso adelante y queremos seguir con una línea ascendente. Ten en cuenta que Aíto hizo un equipo joven y con ambición, aunque con el riesgo de un primer año de transición. Ahora el equipo tiene asumido su forma de jugar y vamos a ser uno de los más interesantes de la ACB.

-¿Y sobre los nuevos?

-Tienen muy buena pinta, aunque todavía no hemos tenido tiempo para empezar a hacer baloncesto en sí. Está claro que McIntyre nos va a aportar mucho en el aspecto de veteranía, siendo un referente tantos años en su equipo y en la Euroliga. Nos va a ayudar a todos.

-¿Qué opina de las voces existentes que dudan de las posibilidades del juego interior?

-Yo confío plenamente en él. Sin hablar de mí, va a haber jugadores que también tienen que dar un paso adelante. Giorgos [Printezis] va a demostrar el grandísimo jugador que es a pesar de los altibajos, y Freeland va a ser un referente en la Liga. Archibald, por ejemplo, es un tipo vital para nuestro juego y Lima va a tener un rol importante.

-Además, esta pretemporada van a poder trabajar casi todo el plantel al completo.

-Sí, desde luego nos va a venir muy bien estar todos, excepto Printezis, que está con Grecia. Y es que el verano pasado tuvimos un montón de bajas e incorporaciones en el último momento. Teníamos que volver a empezar y ahora tenemos una continuidad. Además, nos va a venir muy bien que estemos todos juntos, para conocernos mejor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios