La ausencia de las tres grandes aumenta la ambición de España

  • Sin la presencia de Australia, Canadá o EEUU, España podría alcanzar una medalla

La gran ventaja para la selección española femenina de waterpolo en este Campeonato de Europa es precisamente esto, que se trata de una competición a nivel continental y no de una a nivel mundial. La experiencia dice a las pupilas de Tarrès que los rivales más fuertes a los que se pueden enfrentar son Australia, Canadá o Estados Unidos, líderes usuales en Mundiales y Juegos.

Es por esto que la selección española va a aprovechar al máximo la ausencia de estos conjuntos para poder alzarse con alguna medalla en el Europeo en el que, además, son anfitrionas.

El hecho de que el equipo no esté clasificado para los Juegos de Pekín permite a Tarrès poner toda la carne en el asador de cara a la competición continental, pues tras ella las jugadoras tendrán vacaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios