Otro aviso a navegantes

Ocho puntos de 21 posibles, un mes sin ganar. Las cuentas no le cuadran al Atlético Malagueño, que este semana observa la zona de play off detrás de la barrera. El fiasco del once malaguista en la Federación contra el otro filial, el Almería B (0-2), trasladó a la tabla de resultados las malas sensaciones que estaba trasmitiendo el juego del equipo hacía ya varias semanas atrás. Por suerte para los albicelestes, la escasa fiabilidad del resto de candidatos a Segunda B agrupa a siete equipos en tres puntos, por lo que las opciones de ascenso de los malaguistas permanecen intactas. Hoy se da luz verde a la reconquista.

A las cinco treinta toca otra de esas citas que la retórica califica como final. De nuevo, el calendario pone en el camino a un equipo de liguilla, el Atlético Mancha Real. Los jiennenses, noveles en la categoría, apostaron por conservar la estructura neurálgica del bloque que deslumbró en Primera Andaluza y el tiempo le está dando la razón. Con José Jesús Aybar en el timón de mando, una media de edad de 25,6 años y los goles del jovencísimo delantero Vitu, el Mancha Real se ha ganado por méritos propios ser tercero aún con un partido menos que sus rivales. Los de Aybar han conseguido 12 de sus últimos 15 puntos.

El Atlético Malagueño, que tiene en los enfrentamientos a domicilio su mayor debe (12 puntos en toda la campaña), derrotó a los de Jaén en la primera vuelta con un rodillazo de Óscar, que desempolvó el marcador de un partido tosco y muy físico. No se espera que cambie el guión del choque de esta tarde en La Juventud, acostumbrada a ver como su equipo desarrolla hasta la perfección la máxima de la disciplina y el orden en la destrucción del fútbol rival. La prioridad albiceleste es mantener la portería a cero.

Además de los ya habituales del primer equipo -Portillo, Javi López y Toribio-, Rafa Gil no podrá contar con el central Omar, expulsado el domingo con roja directa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios