Desde el otro bando

  • Al revés El morbo de ver a Aíto contra el DKV Joventut tras cinco años en el banquillo verdinegro preside el atractivo duelo ante los badaloneses Protagonista Gomis jugará pese a sus molestias

La memoria suele resultar frágil. Hace dos años y medio, en aquel legendario play off de semifinales, el Carpena bramaba contra el DKV Joventut, contra el agresivo baloncesto practicado por el equipo de Aíto García Reneses, con Robert Archibald como uno de sus exponentes, como se quejaba Sergio Scariolo por la persecución a las gafas de Daniel Santiago. Sito Alonso, entonces su segundo entrenador, reprochaba los comentarios de la prensa malagueña. Hoy, Aíto está en Málaga con Archibald y Alonso es el técnico principal del DKV. Scariolo figura como comentarista de lujo en TVE y el pívot puertorriqueño se gana la vida en el Regal Barcelona.

La vida pasa y el tiempo cura las heridas y los desencuentros. Dos años y medio después, la afición malagueña no duda de que Aíto es el mejor inquilino posible en el banquillo, Archibald se revela como el fichaje más sólido de los que ha realizado el Unicaja esta temporada y Sito Alonso lleva con sumo decoro la tarea de relevar al venerado técnico madrileño. Scariolo y Santiago están en los libros de la parte más lustrosa de la historia del Unicaja. Y pelillos a la mar, aquí no ha pasado nada.

El morbo de presenciar a Aíto en el banquillo rival del Joventut que él forjó durante cinco temporadas hasta hacerle llegar a las proximidades de sus mejores cotas históricas preside la visita del DKV a Málaga. Los datos que aporta el servicio de documentación de la ACB dicen que el de hoy será el encuentro número 80 de Aíto contra la Penya, teniendo en cuenta los encuentros jugados en liga regular y play off en sus años en Liga Nacional y ACB. Su balance es positivo, ya que el resultado en estos 79 partidos previos es de 43-36.

Encuentro de TVE, tercero en cinco jornadas para el Unicaja, algo significativo más allá del interés de los rivales en este eléctrico comienzo de ACB en el Martín Carpena, por el que desfilarán los mejores equipos de la ACB en el plazo de dos meses. Aíto admitía temer bastante el inicio de competición por la calidad de los contrincantes visitantes. El granero de triunfos se va llenando, no obstante, a buen ritmo para no pasar fatigas para acudir a Madrid en febrero, a la Copa del Rey.

Instalados ya en la vorágine de alternar competición doméstica y continental, Unicaja y DKV comienzan a comprobar hoy cómo sientan esos esfuerzos, además en inferioridad física. Los malagueños no cuentan con el tridente canterano formado por Berni Rodríguez, Alfonso Sánchez y Germán Gabriel. Más allá de los quebraderos de cabeza que produce la triple ausencia por el asunto de los cupos, también es parte importante del alma del equipo, depositada ahora en Carlos, Cabezas y Jiménez. Sí estará Gomis, que descansó tras el partido ante el Le Mans por unas molestias en su rodilla izquierda.

Los badaloneses, mientras, no cuentan con el genio más precoz, ya mayor de edad desde esta semana. Ricky Rubio se pierde el reencuentro con quien una tarde otoñal decidió hacerle debutar en Granada con 14 años. Una lesión de muñeca que arrastraba desde los Juegos le llevó al quirófano y hasta por lo menos dentro un mes no se podrá disfrutar de su baloncesto. Una baja capital para la Penya, a la que se ha sobrepuesto con buenos resultados (3-1 en la ACB y victoria en el estreno de la Euroliga) momentáneamente.

Al igual que el Unicaja tropieza con tozudez en la piedra del Palau Olímpic, el DKV tiene un estigma en el Carpena. Ha perdido de forma consecutiva en sus ocho últimas visitas, desde la temporada 2003/2004 a la 2007/2008, todas las que estuvo Aíto García Reneses en Badalona en la ACB. Sólo venció en aquel partido de Euroliga con aquella polémica canasta de Rudy Fernández sobre la bocina del final (66-67). La guinda fue la derrota de la temporada pasada (92-64), la tercera peor de su historia en la Liga. Su última victoria doméstica en Málaga se produjo en la temporada 2002/2003, con Manel Comas en el banquillo catalán.

Y así, el Unicaja juega su último partido en el Martín Carpena hasta el 13 de noviembre, cuando llegue el Cibona de Davor Kus por Málaga. Antes tocará un periplo itinerante por Atenas, Murcia, Avellino y Las Palmas. Pruebas de nivel antes de las cuales sería aconsejable cargar la mochila de confianza y autoestima. Porque ganar al DKV bien lo valdría, seguro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios