Todos con la boca abierta

  • El rendimiento del Unicaja en el arranque liguero sorprende incluso en las entrañas del propio vestuario

"El nivel que dimos en el partido ante el Pamesa no me lo creía ni yo", confesaba Aíto García Reneses horas antes del estreno liguero. El mostrado en los dos partidos siguientes, con convincentes y contundentes victorias ante el Real Madrid y en Sevilla ha despertado mitad la admiración mitad la incredulidad de la generalidad del baloncesto español. No porque se dude del potencial del Unicaja, uno de los grandes, sino por el nivel de juego y compenetración exhibidos a unas alturas de la temporada donde los equipos están cogidos con alfileres.

Sólo son dos jornadas. "Pies en el suelo, no hemos hecho nada", es el mensaje oficialista del club. Sí se ha conseguido algo, disparar las expectativas. "Detecto una ilusión en la calle quizá algo desmedida", recalcaba también Aíto antes del inicio de la temporada. Apenas 40 días en Málaga han bastado para que el técnico madrileño se haya metido en el bolsillo a la afición y su equipo haya alcanzado una velocidad de crucero envidiable. El propio vestuario está sorprendido por el nivel de juego exhibido hasta ahora, pero no se ponen puertas al campo y se insiste en que hay margen de mejora. Aíto temía el terrible calendario inicial, con la visita de todos los grandes al Carpena, pero la autoestima se ha elevado con el arranque.

Sólo son dos jornadas, no obstante, y hay que prever que cuando empiece la Euroliga y aumente el desgaste por la acumulación de minutos y viajes descienda la exuberancia mostrada. Pero los números están ahí. El Unicaja es líder dos años después, es el equipo más anotador de la ACB (86,5), empatado con el Barcelona, y el que menos encaja (62,5). Su arranque está al nivel de los mejores de la última década, sólo superado por el del DKV la pasada campaña y el del TAU la campaña 2004/05. El Unicaja también igualó en Sevilla la mayor victoria a domicilio en su historia en la ACB. Exactamente el mismo resultado (60-91) consiguió en 1998 en Valladolid.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios