"Hay que capear el temporal"

  • "No jugamos inteligentemente, pero dimos la cara", asevera Aíto, que lamenta la plaga de bajas y espera que Jiri Welsch, con un fuerte golpe en el muslo derecho, no se una a la amplia lista de lesionados

Aíto intenta extraer consecuencias positivas, pero le cuesta. La posible lesión de Welsch, con un fuerte golpe en su muslo derecho, puede hacer más sombrío el panorama aún. Porque las dos derrotas y la ausencia de victorias pueden provocar el nerviosismo, que el técnico intenta atajar. "Lo más positivo es que hemos dado la cara en las circunstancias actuales. No hemos jugado inteligentes y con buenas elecciones, pero hemos dado la cara. Saúl Blanco ha jugado a un nivel mucho más acorde a sus posibilidades que hasta ahora y Augusto Lima estuvo a un nivel que hay destacar", dijo el técnico madrileño, que reconoció los fallos: "No hemos sabido jugar con la baja de Cusworth, deberíamos haber tenido una teórica superioridad con Freeland en ataque y no la tuvimos en los rebotes".

Sobre las dos derrotas, Aíto intenta suavizar: "El equipo está orientado a mirar arriba, pero hay jugadores en baja forma tras las lesiones, como Berni o Jiménez. Y otros ausentes, como Archibald, Dean y la casi baja de Printeizs con problemas lumbares. El Unicaja tendría que estar ahí arriba, claro, pero hay que ver cómo estamos. Llega un momento en que se puede perder la fe, porque la expectativa es superior. Pero esta expectativa debe ir conforme a la forma y a los efectivos que tengamos. Así que hay que capear el temporal, que pase lo más rápido posible, pero no sé cuándo, la verdad. Siempre se corre el riesgo de que se extienda el nerviosismo, pero no importa que el equipo sea nuevo o viejo. Las lesiones han pesado. Tenemos que saber que estamos aquí, que estamos perdiendo con Fuenlabrada y Manresa y ésta es la realidad. Nosotros podemos asumirlo, pero alguno no y jugará tensionado. Y algún agente externo tampoco lo entenderá y eso provoca una situación difícil. Mientras tanto, se trata de hacer lo máximo".

Aíto elogió a Lima, pero quiso mandar un mensaje de prudencia. "Un jugador lo que tiene que hacer es atender a lo que se le pide que haga, ser capaz de entenderlo y desarrollarlo y él lo ha ido haciendo durante el tiempo que ha trabajado con nosotros. A otros casos, como Saúl, lo digo cuando ha hecho un gran partido, quizá le ha costado más. Con eso le ha bastado para hacer 17 de valoración en Manresa en un partido duro, pero tampoco eso nos debe hacer lanzar las campanas al vuelo".

Sobre la lesión de Welsch, Aíto fue irónico: "Le he dejado con cinco kilos de hielo ahí puesto. Le dolía, pero esperemos que las pruebas no sean negativas, que nos digan si es un golpe o algo más. Si es como lo de Dean, me veréis jugando a mí, aunque no creo que dé el nivel. Quizá veáis a Joaquim Costa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios