La capitana explica la mejora del Clínicas

  • Pepa Moreno afirma que el equipo compite mejor porque "ha adquirido la experiencia que le faltaba"

El comienzo de la temporada ha costado, pero actualmente el Clínicas Rincón Costa del Sol se encuentra inmerso en una buena racha de resultados y por primera vez en el curso han logrado dos victorias consecutivas. Gran parte de esa mejoría se debe a un cambio de actitud y la adaptación que ha conseguido el grupo a la máxima categoría del balonmano femenino español. "La primera vuelta ha sido un poco para ver en qué categoría estamos. Hemos notado bastante la diferencia entre las dos divisiones, el año pasado ganábamos todos los partidos. El cambio de categoría, el nivel de exigencia que tiene la competición, es completamente diferente y nos ha costado. La segunda vuelta nos ha venido bien, hemos adquirido esa experiencia que nos faltaba y el equipo está mucho mejor", explica la jugadora y capitana del conjunto malagueño, Pepa Moreno, en declaraciones a Málaga Hoy.

El último encuentro, disputado ante el Balonmano Alcobendas, supuso un golpe en la mesa para las aspiraciones del Clínicas Rincón. "El cambio se notó sobre todo con la victoria ante Alcobendas, un rival superior que lucha por entrar en Europa. Fuimos por debajo en el marcador y donde en otras ocasiones nos hemos venido abajo ahí no nos hundimos, ante ellas conseguimos remontar y conseguir tres puntos importantes", relata la pivote.

Pero dicho cambio y evolución en la mentalidad y en el juego del equipo ha sido progresivo. La capitana explica sobre ese hecho que "después de una primera vuelta bastante dura, de muchas reuniones, de ver muchos vídeos y de analizar la situación en la que estábamos, creo que las jugadoras mentalmente lo han ido asumiendo, que era posible perder pero que había que reaccionar. Era lo que faltaba, que nos relajásemos y que no le tuviéramos miedo a nadie, ni a ir por debajo del marcador. Psicológicamente ese ha sido un cambio muy grande en el equipo", relata.

En esa mejoría también son parte importante los fichajes que el equipo de Diego Carrasco realizó en el mercado invernal, donde llegaron a Málaga Andreaa Marin y Polina Dikalo. Pepa asegura sobre ese hecho que "nos han ayudado bastante, tanto en defensa como en ataque. Andreaa ayuda en las dos facetas y Polina sobre todo en lanzamiento exterior, que es lo que más nos hacia falta que y gracias a esos lanzamientos podemos hacer más nuestro juego, que es penetrar en las defensas rivales".

El futuro es esperanzador y aunque aún queda mucha liga el Clínicas Rincón tiene una ventaja de seis puntos respecto a los puestos de descenso, lugar que marca ahora el Adesal Córdoba. Aun así la jugadora malagueña comenta que "aún queda mucho. Tanto al Adesal como Casteldefels y Granollers, que son los equipos que están por debajo nuestra, se tienen que enfrentar entre ellos, por lo que eso es positivo para nosotros. Además, en lo que falta de temporada, en nuestro caso, tenemos más partidos en casa". Pero en ese futuro el equipo aún tiene que mejorar algunos aspectos. "Tenemos que mejorar en defensa, es la clave en este tipo de competición. Hay que encajar menos goles, que en estos últimos partidos lo hemos solucionado, por lo que hay que seguir así e incluso mejorar", insiste la capitana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios