málaga c. f.

Una cara en casa y otra a domicilio

  • El Málaga confirmó en Cádiz su carácter de rocoso visitante · En La Rosaleda está desarrollando mayor poder ofensivo

Comentarios 0

A la hora de valorar su plantilla en Antequera, Muñiz destacaba de los suyos que tenía a jugadores capacitados tanto para practicar un fútbol descarado como para buscar soluciones más rocosas. 20 jornadas de campeonato después, el tiempo le da la razón. No hay más que ver cómo se emplea el Málaga en La Rosaleda y fuera de ella para confirmar las dos versiones de este conjunto blanquiazul, que ha alcanzado una simbiosis perfecta, el liderato, exprimiendo esta forma de afrontar sus encuentros.

Viendo el reparto de los 39 puntos, 22 en Martiricos y 17 a domicilio, la fórmula no parece equivocada, aunque abre un debate desde el punto de vista de la concepción del fútbol, ya que el mejor juego blanquiazul se ha visto en La Rosaleda.

De hecho, los números lo refrendan. En nueve encuentros disputados en Málaga, el equipo de Muñiz ha marcado 19 goles, lo cual supone una media de 2,11. La producción se ha reducido a 12 fuera de casa, para una media de 1,2.

Más revelador si cabe resulta comprobar que los cinco encuentros que el Málaga ha vencido a domicilio fueron por la mínima, mientras que en las siete de casa en cinco de ellas hubo más de un tanto de distancia.

Ello ha llegado acompañado de sensaciones contrapuestas. Aunque a lo largo de la temporada la tónica blanquiazul ha sido la de resolver los encuentros merced a su gran pegada, en La Rosaleda Muñiz dio mayor rienda suelta a esa producción. El ejemplo está en las goleadas al Salamanca (3-0), el Córdoba (4-1), el Racing de Ferrol (4-2) o el Sevilla Atlético (3-0). Lejos de Martiricos, ha sido habitual ver a un Málaga rocoso, muy firme atrás aguardando su oportunidad a la contra o en velocidad para sentenciar el encuentro, como se pudo ver en El Molinón, Vitoria o Cádiz -en sendos encuentros el Málaga ganó por 0-1-.

Aunque, a priori, el sábado toca ver la versión más ofensiva, en previsión de un encuentro cerrado y complicado, Antonio Hidalgo hizo un llamamiento al apoyo de la afición: "A cada uno de los 14.500 abonados les pido que estén con el equipo y, a los que no se hicieron abonados, que estén con nosotros porque el Granada 74 va a ser un partido muy complicado. El encuentro tiene más trampa de lo que parece".

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios