Málaga c. f.

Así sería la celebración

  • El Ayuntamiento y el club han organizado el programa de fiestas si el equipo consuma el regreso a Primera l Los jugadores saldrían al balcón del hotel Larios y el lunes llegarían en jábegas al Puerto

Comentarios 5

El Ayuntamiento de Málaga y el club blanquiazul ya han diseñado el programa de fiestas en caso de que el equipo selle este domingo el ascenso en el Escribano Castilla de Motril. La prudencia en todos los estamentos de la entidad es máxima y nadie quiere lanzar un mensaje de euforia que afecte a la concentración de los jugadores, pero tanto el Consistorio como el departamento de marketing y desarrollo de negocios del Málaga han esquematizado todos los detalles de una celebración en la que el presidente del Málaga, Fernando Sanz, ha permanecido al margen de todas las reuniones y desde un primer momento dejó muy claro que no quería saber nada del programa de festejos.

En el Málaga nadie quiere pecar de un posible triunfalismo, pero una celebración de esta envergadura no se podría planificar en sólo unas horas. El dispositivo de seguridad ya está programado y todos los cuerpos de seguridad contarán el domingo con refuerzos extra. Hay que tener en cuenta que a pesar de la recomendación del alcalde, Francisco de la Torre, que instó a los malagueños a que festejaran el ascenso en sus casas, miles de ciudadanos tomarían las calles del centro de la ciudad. En el precedente de la temporada 1998/1999, el del regreso a Primera, casi cien mil malagueños se congregaron en el Parque para recibir al equipo en la fuente de las Tres Gracias.

La huelga que asuela al sector de los transportes provocará que los jugadores y el cuerpo técnico se desplacen a Motril y posteriormente regresen a Málaga en monovolúmenes. La expedición regresaría a la capital en torno a las 22:30 y se desplazaría a la Plaza de la Constitución, donde sería recibida por miles de aficionados. Posteriormente, tanto los jugadores como el cuerpo técnico, acompañados de sus familiares, saludarían a los seguidores desde los balcones del hotel Larios. La fiesta continuaría en el Molino de Batán (Torremolinos), un restaurante en el que el club ya ha celebrado varios almuerzos con los jugadores. Tras la cena, privada para futbolistas, directiva y cuerpo técnico, finalizaría el programa de festejos ese día, aunque el plato fuerte de los actos tendría lugar el lunes por la tarde.

Tanto el Ayuntamiento como el club quieren que los jugadores inicien los festejos llegando al Puerto de Málaga en jábegas, aunque este punto todavía no está confirmado. En el caso de que fuera así, un autobús descapotable con la mercadotecnia del club recibiría a la expedición en el recinto portuario e iniciaría el recorrido por las principales calles de la capital. Tras salir al Muelle de Heredia, tomaría el nuevo Paseo Marítimo hasta llegar a la sede de la Diputación de Málaga, donde daría la vuelta para encaminarse otra vez al centro de la ciudad y dirigirse, previo paso por la Subdelegación del Gobierno de la Junta de Andalucía, al Ayuntamiento. En las dependencias municipales se celebraría la recepción oficial y, posteriormente, los jugadores saludarían a los aficionados desde el balcón de la Casa Consistorial para volver a poner rumbo al Santuario de la Victoria y hacer una ofrenda floral. Al término, la expedición se dirigiría al restaurante Envero (en Huelin) y allí culminarían los actos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios