Un chico ya no tan bueno

  • El malagueño Rubén Guerrero firma su mejor partido en la NCAA con 17 puntos, seis rebotes y tres tapones El Unicaja vigila su evolución y Manolo Rubia le visitará en breve

Los mejores productos de la cantera de Los Guindos de la generación 95-96 germinan al otro lado del Atlántico. Allí está Domantas Sabonis, que la pasada madrugada sumaba 10 puntos y cinco rebotes en la victoria de Gonzaga sobre Pepperdine (56-48) para ser uno de los pilares del asombroso 26-1 de la universidad en la que se formara John Stockton. Es el segundo mejor equipo del país en un ranking donde hay más de 300 equipos. A un nivel inferior aún, en el Prep School, curso puente a la universidad, de Cushing Academy (Massachussets) lo hace Francis Alonso, por el que una decena de universidades ya se han interesado vistas sus prestaciones. El internacional sub 18 ha completado en la última semana partidos de 26 y 17 puntos.

Y también descolla Rubén Guerrero, el baloncestista malagueño más alto que se haya conocido. Desde sus 212 centímetros, con una movilidad enorme, está progresando hasta límites muy elevados. En el último año ha cogido 15 kilos para pasar de 90 a 105. Madura en la universidad de South Florida, situada en Tampa. La pasada madrugada firmó su mejor partido en sus 25 que atesora de carrera universitaria. Sumó 17 puntos (8/10 en tiros de dos), seis rebotes (cuatro de ataque) y tres tapones en la derrota de su equipo ante Memphis (48-75). En las gradas del Sun Dome de Tampa estaban los padres de Guerrero, que contemplaron la mejor versión de su vástago. Su padre, Jacinto, es uno de los impulsores del baloncesto en Marbella.

Guerrero ha llevado una etiqueta de chico bueno que le acompañaba hasta en Estados Unidos. Un reportaje sobre él en la web de su universidad titulaba con el desprendimiento de la fama de buena persona (nice guy) dentro de la pista. Una anécdota que resume su bonhomía desde pequeño es que corría un cross en edad infantil en Marbella y el rival con el que competía para ganar se cayó. Guerrero frenó en seco para ver si le había pasado algo.

A Guerrero le entrena en Tampa Orlando Antigua, un técnico con una historia impagable detrás. De joven recibió un balazo que aún tiene alojado en la cabeza. Jugó en los Globetrotters y también dirigió a la República Domicana en el pasado Mundial de España. "Es un gran chico. Tiene mucha energía, rapidez y está perdiendo esa reputación de chico bueno. Es capaz de anotar con las dos manos, capaz de ponerse en el rebote en el lado débil del rival, está crecienco y madurando", le analiza su técnico en el citado reportaje: "Estoy extremadamente feliz por él, creo que su mejor baloncesto, obviamente, está por llegar y estamos orgullosos de tenerle aquí. Y del partido que ha hecho ante Memphis me alegro mucho porque sus padres estaba en la grada viéndole".

En el Unicaja vigilan de cerca la evolución de Guerrero. Manolo Rubia, director de scouting y relaciones internacionales del club, tiene previsto viajar a finales de mes en otra gira por Estados Unidos como la que hizo el mes pasado en la que vio a Domas, Alonso y Zoran Dragic y dialogar con el jugador, sobre el que el Unicaja tiene derechos en el caso de que decidiera volver a la ACB. Evidentemente un jugador de sus cualidades es un mirlo. Sus medias en esta temporada son 6.1 puntos, 5.1 rebotes y 1.1 tapones. En su aterrizaje en la peculiar NCAA y en un equipo perdedor (7-19 de balance) no son nada malas.

"Estoy jugando duro como el coach me pidió. Aquí es todo más físico, corremos más, se juega más fuerte. En Europa hay más pases entre jugadores, es diferente, me tomó un tiempo adaptarme al juego. Era demasiado delgado, no sabía cómo jugar el tipo de juego de aquí, me costó pero estoy mucho mejor", decía Guerrero, que previsiblemente estará el próximo verano con la selección española sub 20: "En último año de instituto en España quería un mejor futuro y vi la oportunidad de venir aquí. Fue un gran cambio. Me estoy haciendo un hombre en todos los sentidos". Ya no es sólo un chico bueno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios