A por el cinturón azul

  • Los alumnos de la EDM de kárate luchan por alcanzar el grado máximo al que pueden aspirar tras seis años de entrenamientos

Comentarios 0

Buscan el cinturón azul y para ello tienen que esforzarse al máximo cada semana en la Escuela Deportiva Municipal de kárate por aprender lo máximo posible. Los alumnos de esta modalidad deportiva, bajo el mando de Daniel Mérida y de Francisco Arjano, llevan ya tres años disfrutando de este deporte a través de la iniciativa creada por la Fundación Deportiva Municipal.

"Lo más importante es que ellos se diviertan, que practiquen y que tengan su primer acercamiento al kárate", explica Mérida, coordinador de la Escuela que se imparte en el pabellón de Ciudad Jardín los martes y los jueves (la otra se celebra en el colegio García Lorca los lunes y los miércoles). Las dos modalidades del kárate, kata y kumité, son enseñadas en esta EDM, aunque sólo en la primera de ellas pueden competir los niños menores de 12 años, edad máxima para formar parte de la iniciativa de la Fundación Deportiva.

La disciplina es sin duda lo que más cuesta a los niños más pequeños de la Escuela, que a su corta edad aún no están muy familiarizados con este término ni con lo que implica.

"Nosotros intentamos que entiendan qué es la disciplina, llevarlos por el buen camino e indicarles qué deben hacer en cada momento", continúa el coordinador de la escuela de Ciudad Jardín. Algo que en la mayoría de los casos intentan hacerles ver a través de los juegos.

Los deportistas participan en diversas competiciones a lo largo del curso, algo que, según Mérida, "es lo que más les motiva". Por un lado acuden a los Juegos Deportivos Municipales. Por otra parte, compiten en los torneos y campeonatos organizados tanto por la Federación Andaluza de Kárate como por la delegación malagueña del organismo regional, entre los que destaca el Trofeo Promesas, dedicado a los más jóvenes karatecas de la provincia de Málaga.

Todas las temporadas, poco antes de que concluya el curso, la Escuela Deportiva Municipal de kárate realiza un pase de grado a los más pequeños, para valorar el cinturón que deben tener. Siempre que un niño comience en la EDM con 6 años, edad mínima para participar en ella, podrá abandonarla con cinturón azul a los 12 años de edad.

Por encima del cinturón azul sólo existen el marrón y el negro, por lo que es una gran posición en caso de que el niño desee seguir practicando este deporte una vez que haya salido de la Escuela: "Está bastante bien, teniendo en cuenta la edad que tienen y el tiempo que llevan practicando el kárate, es todo un logro que salgan con el cinturón azul", explica el coordinador de esta Escuela.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios