Las claves que resumen todo lo acontecido en el torneo

Estas fueron las claves de la 44 edición de la Copa América que se llevó Chile:

1 Las urgencias de Chile. Los locales tuvieron que lidiar con la presión que supone no haber ganado nunca la Copa América en 99 años de historia.

2 Messi. El azulgrana no estuvo a la altura de lo esperado. Un gol de penalti en seis partidos confirma que no es el mismo del Barcelona o bien que la diferencia reside en sus compañeros de selección.

3 Brasil, irreconocible. Sin ideas ni juego. La salida de Neymar del equipo tras el segundo partido tampoco es excusa, pues hasta entonces Brasil tampoco había jugado bien. Y la enfermedad de varios de sus jugadores en el partido de su eliminación ante Paraguay tampoco justifica su pobre rendimiento.

4 El auge de Perú. El proyecto del seleccionador Ricardo Gareca fue una de las buenas noticias de esta edición del torneo por su juego y efectividad. Así, Perú repitió el tercer puesto de 2011.

5 Colombia, una desilusión. La selección que entrena José Pekerman combinó alguna buena prestación con partidos sin chispa, a pesar de que se esperaba mucho de ella tras el Mundial del año pasado.

6 Los débiles invitados. México y Jamaica, las dos selecciones convidadas a la Copa, fueron las peores del torneo, lo que debe hacer replantear a la Conmebol la política de invitación, sobre todo en cuanto a las exigencias del nivel de los futbolistas.

7 Los que se equivocaron. Arturo Vidal, por su accidente de tráfico; Gonzalo Jara, por su dedo en el trasero de un rival; Neymar y Carlos Bacca, por sus expulsiones.

8 El gol. 59 tantos en 26 partidos no dice demasiado de las prestaciones ofensivas de los equipos. Siete de ellos llegaron de penalti y dos en propia meta. El mejor, el segundo marcado por el chileno Eduardo Vargas ante Perú en la semifinal.

9 Las eliminatorias. Los billetes para el Mundial de 2018, que las selecciones empezarán a buscar a partir de octubre, se convirtieron en el factor recurrente para justificar casi todo antes, durante y después de la Copa. Para algunos el torneo fue una prueba. No para Chile, cuyo triunfo se convirtió en una auténtica gesta nacional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios