En comunión con su público

  • Necesario El Unicaja recupera su identidad en el Carpena tras los tres últimos tropiezos consecutivos y regala una victoria balsámica Baja Rudy fue el gran ausente de un partido que dejó la portentosa actuación de Jiménez

Carpena press. Ése era el lema del club para propiciar la comunión con sus aficionados tras las últimas tres derrotas consecutivas en casa (Fuenlabrada, Tau y Akasvayu). El rival, el admirable DKV Joventut de Aíto García Reneses, magnificaba la importancia de una cita en la que el equipo de Scariolo se jugaba sellar su clasificación para los play offs. Todos los ingredientes previos al partido hacían presagiar una atmósfera que pusiera punto y final a los primeros síntomas de fractura escenificados en el Carpena tras la última derrota en casa. Era el día perfecto para que el Palacio recuperara la magia y nadie quiso fallar a la fiesta. Ni los jugadores, con uno de los partidos más convincentes de esta temporada que invita al optimismo para encuentros más exigentes; ni la afición, que volvió a recuperar la sonrisa y a fundirse con su equipo en una nueva muestra de magnetismo. Y es que tanto los jugadores como el cuerpo técnico reconocen que el Carpena debe ser el punto de inflexión sobre el que sustentar la recuperación del equipo.

No fue el ambiente de las épicas eliminatorias de play offs o el de los históricos partidos en la Euroliga (el resultado a partir del segundo cuarto también lo evitó), pero lo cierto es que la afición sigue creyendo en este equipo. O al menos así lo evidenció ayer. Con un partido ya sentenciado, Martín Bertrán se erigió en el otro gran protagonista del partido. Su efecto se fue diluyendo gracias, entre otros factores, a la portentosa actuación de Jiménez, despedido de un Carpena en pie que se rendía ante el partido del capitán de la selección española.

sin la amenaza de rudy

Ya lo dijo Aíto García Reneses en la previa del partido al comparar el estado físico de Rudy Fernández con el cuento del lobo. En algún partido el escolta de la penya no podría jugar. Al final el lobo llegó y el Carpena se quedó sin la actuación de la estrella emergente del baloncesto nacional -diferente hubiera sido el DKV se jugara algo-. Queda la incógnita de saber qué hubiera pasado si el futurible NBA hubiera jugado el encuentro.

las rotaciones

El partido evidenció que de aquí al final de la temporada ni Terrel Castle ni Melvin Sanders, ayer lesionado, contarán con minutos en las rotaciones de Scariolo. El bresciano ya apunta hacia los play offs y en sus esquemas no entra contar con los dos refuerzos. Para la causa, Scariolo ha citado a 10 jugadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios